¿Tisana? ¿infusión? ¿decocción? algunos conceptos básicos

1 Comentario

tisana.gif

Aclaremos antes de nada que la fitoterapia o uso de plantas medicinales no se debe oponer a los tratamientos médicos, no existe una “medicina vegetal” frente a una “medicina química”. La fitoterapia ni debe oponerse, ni sustituir, pero puede resultar de utilidad y aliviar los síntomas de algunos problemas de salud. Pero para eso vamos a establecer algunos conceptos básicos sobre tisanas, infusiones, jarabes, etc:

  • Decocción: se obtiene hirviendo una planta en una cacerola cubierta entre 12-30 min y dependiendo del caso se pasa por el tamiz.
  • Infusión: se vierte agua hirviendo sobre plantas picadas y luego se filtra
  • Cataplasma: se realiza con una pasta, normalmente a base de aceites, almidones, mucílagos, etc. que se aplican calientes sobre la piel
  • Maceraciones: se deja una planta en contacto con agua fría, aceite o vino durante horas o días
  • Jarabe: a la infusión o decocción se le añade una gran cantidad de azúcar.
  • Tintura: se macera durante 5-10 días las plantas medicinales secas, reducidas a polvo, en 4 partes de alcohol.
  • Jugo: se pueden extraer de maneras distintas, pero suele consistir en extraer de frutas el jugo y filtrarlo a veces.
  • Vinos medicinales: se vierte vino sobre plantas o hierbas, se deja que macere, agitándolo de vez en cuando para luego filtrarlo.
  • Tisanas: se pueden llegar a utilizar de bebida habitual, ¿porque? son infusiones, decocciones o maceraciones pero con mayor cantidad de agua y menor de plantas medicinales.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *