20 meriendas saludables y ricas para bajar de peso

0 Comentarios

meriendas-saludables-para-bajar-de-peso

¡No te saltes las comidas y baja de peso! Si quieres controlar tu peso, te ofrecemos 20 meriendas saludables y ricas para toda la familia muy fáciles de hacer y equilibradas. Una merienda no tiene por qué engordar y ser aburrida y mucho menos incluir bollería industrial, con lo que ello conlleva. Se pueden preparar meriendas sanas y ricas para niños, adolescentes y para adultos, sin importar si son deportistas o no.

Muchas personas cuando están a dieta o quieren controlar la ingesta de alimentos, prescinden de algunas comidas al día, como por ejemplo la merienda. Algo que supone un error. Seguro que después de leer esta entrada volverás a merendar, porque hemos preparado una selección de 20 alternativas para que puedas merendar de una forma rica y saludable y de paso puedas controlar tu peso.

Meriendas sanas y ligeras bajas en calorías

  • Una taza de café con leche desnatada acompañado de 4 galletas light.
  • Un mini sándwich de atún al natural y un vaso de agua.
  • Una barrita de muesli y un vaso de leche de soja.
  • Macedonia de frutas (fresa, melón, kiwi, plátano, manzana, etc.)
  • Dos huevos duros.
  • Una taza de té y una barrita de cereales light.
  • Zumo de tomate con un toque de pimienta y una o dos gotas de tabasco.
  • Bastones naturales de zanahoria o de apio (sin salsas)
  • Una brocheta de frutas.
  • Un poco de queso fresco light y una cucharadita de miel.
  • Batido de fresas hecho con leche desnatada y edulcorante.
  • Yogur natural desnatado acompañado de 6 almendras.
  • Dos ciruelas, un puñadito de pasas, dátiles o dos higos secos.
  • Una galleta de arroz integral y una loncha de pechuga de pavo light.
  • Una lata de berberechos con un biscote integral.
  • Zumo de naranja natural y cuatro nueces.
  • Un poco de tofu con pan integral.
  • Una taza de té y un mini sándwich de pechuga de pavo baja en sal.
  • Un vaso pequeño de leche de soja y un trozo de queso blanco light.
  • Un yogur natural desnatado y una cucharadita de miel.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *