6 Remedios caseros para aliviar el dolor de garganta

0 Comentarios

El dolor de garganta puede llegar a provocar molestias al tragar, dolor de oído y ocasionalmente fiebre. Muchas personas optan por ir directamente al médico para que les recete un tratamiento, pero esta afección se puede aliviar sin medicamentos, con lo que se van reduciendo notablemente los síntomas, quedándonos sin dolor al tragar, sin fiebre y finalmente sin las molestias de esta afección. Veamos estos remedios al alcance de tu mano.

Gárgaras de agua con sal

Las gárgaras de agua de sal para aliviar el dolor de garganta son uno de los remedios favoritos y son muy sencillas de hacer. Se ponen tres tazas de agua a calentar y se le agregan dos cucharadas de sal, se revuelve bien y se calienta para poder hacer las gárgaras. Se deben hacer durante unos 10 o 15 minutos y es recomendable no exponerse al frío después de haberlas hecho.

Aumentar el consumo de líquidos

En una infección viral como esta, lo más recomendable es aumentar la ingesta de líquidos en la dieta para que el virus pueda eliminarse de una forma más rápida pudiendo ser mediante infusiones bien calientes.
El calor hace que se alivie la inflamación, aumentando el flujo sanguíneo y aliviando el dolor en los tejidos que sufran irritación. La equinácea es muy recomendable dado que fortalece el sistema inmunitario. Si no os gustan las infusiones, siempre podréis optar por sopas y caldos.

Miel y vinagre de manzana

Otro de los remedios caseros más efectivos contra el dolor de garganta es miel de abeja con vinagre de manzana. Para preparar un jarabe se deben mezclar dos cucharadas de vinagre con dos cucharadas de miel de abeja. Se revuelve bien y se toma a pequeños sorbos.

Miel de abeja con limón

Si el sabor del vinagre no os gusta podéis probarlo con limón. En este caso se echan dos cucharadas de miel de abeja en una taza y se le agregan dos cucharadas de zumo de limón recién exprimido. Se revuelve bien hasta que se haya formado una especie de jarabe homogéneo. Se debe ingerir sorbo a sorbo saboreando la mezcla.

Pimienta de cayena

Con la pimienta de cayena también se pueden hacer gárgaras muy efectivas. Se mezcla 1/8 de pimienta de cayena en polvo con 1/2 taza de agua caliente y se deben hacer gárgaras varias veces al día, el dolor remitirá pronto.

Té de jengibre

El té de jengibre es excelente. Con jengibre rallado fresco podremos hacer una infusión deliciosa. Se echan tres cucharadas por taza de agua hirviendo, se deja en reposo durante unos 5 minutos y finalmente agregaremos una cucharada de miel y ya estará listo para disfrutar.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *