Acelerar el metabolismo

4 Comentarios

¿Cómo acelerar el metabolismo? Si eres una persona de las que engorda con facilidad, probablemente hayas escuchado alguna vez lo de que tienes un metabolismo lento, pero, ¿qué significa esto? y sobre todo, ¿se puede revertir?

Normalmente denominamos metabolismo a la suma de todas las reacciones químicas de nuestro organismo, que al producirse, gastan energía (o lo que es lo mismo, calorías). De forma natural, hay metabolismos que para digerir la comida o para mantener la temperatura corporal estable necesitan mucha energía, y otros, por contra, que al realizar esos “trabajos”, apenas gastan energía.

Sin embargo, hay maneras de ayudar al metabolismo a quemar más energía. A eso le llamamos acelerar el metabolismo…¿quieres saber cómo conseguirlo?

1. Crea músculo

La principal manera de acelerar el metabolismo es aumentar la masa muscular. Incluso en reposo, la masa muscular quema muchas más calorías que la grasa, por lo que cuanto más músculo haya en nuestro cuerpo, más fácil será quemar calorías.

Para aumentar la masa muscular es fundamental hacer ejercicio físico a menudo, combinando los ejercicios aeróbicos con los anaeróbicos (que son los de esfuerzo y nos ayudan a aumentar el músculo rápidamente).

2. Haz ejercicio de alta intensidad

Tras hacer deporte, tu metabolismo continúa quemando, incluso después de que la sesión de ejercicio haya acabado. Y cuanto más intenso sea el ejercicio, más tiempo continúa ese efecto.

3. Varía ejercicios

Cuando tu cuerpo se acostumbra a un determinado ejercicio, tus músculos precisan gastar menor energía para efectuarlo. Para mantener el metabolismo siempre a tope, conviene variar deportes y probar nuevos ejercicios, o al menos, hacer que los de siempre resulten más complicados, añadiendo cargas o nuevos movimientos.

4. Muévete

No todo consiste en ejercicio de alta intensidad, mantenerte activo durante el día ayuda a acelerar el gasto energético. ¿Y qué es mantenerse activo? Caminar, subir escaleras, jugar con los niños o ir a bailar, cualquier cosa que no sea estar sentado frente a un televisor.

5.  Haz 5 comidas al día

Hacer 5 comidas al día sirve para  disminuir tu apetito y hacer más fácil el controlar lo que comes durante todo el día, pero además, durante la digestión se gasta mucha energía, si comes más veces (siempre y cuando sea menos cantidad), ayudarás a tu cuerpo a quemar calorías de forma más constante.

Saltarse el desayuno ralentiza el metabolismo, ya que el cuerpo se prepara para la falta de alimento quemando menos calorías y almacenando grasa. De la misma manera, acostumbrar el cuerpo a dietas extremas provoca que el organismo trabaje más lento.

6. Toma alimentos bajos en grasas

Los alimentos grasos exigen quemar menos calorías durante la digestión que proteínas y carbohidratos. Sigue una dieta equilibrada, pero trata de no excederte en el consumo de grasas y aumentar un poco el consumo de proteínas, ya que ayudan a crear músculo.

7.  Conoce los alimentos que activan el metabolismo

Hay alimentos como los lácteos, los cítricos, los condimentos picantes o la cafeína, que ayudan a aumentar el consumo energético del metabolismo, pero eso sí, el efecto solo dura un tiempo determinado tras haber ingerido esos alimentos, y es mucho menos efectivo que las propuestas anteriores, eso sí, también ayuda.

¿Haces algo para acelerar tu metabolismo?

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *