Adelgazar sin pasar hambre

6 Comentarios

sin_hambre.JPG

¿Adelgazar sin pasar hambre es posible? Por supuesto que sí, lo que es más complicado es acostumbrarse al cambio de unas rutinas poco saludables por otras más ligeras, y no porque tu apetito no se vaya a ver satisfecho sino porque nuestra relación con la comida no se sustenta solo en el número de calorías que necesitamos físicamente (sino más bien por las que necesitamos psicológicamente).

Uno de los mayores errores de las dietas para adelgazar es que suponen una disminución drástica de las calorías, con lo que nuestra mente empieza a obsesionarse con comer cualquier cosa (porque realmente tiene hambre) y o bien abandonamos, o bien una vez que hemos conseguido bajar peso volvemos a las rutinas anteriores (cayendo en el deprimente efecto rebote).

¿Cuál es la forma óptima de adelgazar? Debemos bajar el número de calorías, pero de forma gradual y sobre todo… engañanado a nuestro estómago para que no note que está comiendo menos. ¿Cómo?

  • Come cinco veces al día. Evitarás llegar a una comida famélic@ y acabar con dolor de barriga por los excesos.
  • Come despacio. Comer despacio o rápido no va a hacer que la comida engorde más o menos, pero si comes despacio darás tiempo al organismo a percibir si ya está lleno o no.
  • Para adelgazar a largo plazo es mucho más eficaz cambiar lo que comes que dejar de comer. Si quieres saber qué puedes desayunar, comer, merendar o cenar, pincha en el nombre correspondiente.
  • Olvídate de la bollería industrial, los snacks poco saludables y las gominolas. Puede parecer difícil, pero solo lo será los primeros días. Una vez que te acostumbres a tomar otras cosas tu cuerpo ya no te lo pedirá. ¿Qué hacer si tienes hambre? Recurre a la fruta, a las barras de cereales, a los yogures o incluso al pan.
  • Prioriza el consumo de frutas y verduras. Elige carnes magras y evita los fritos, cocinando al vapor, al papillote o a la plancha.
  • Consume los lácteos desnatados y todos los productos que puedas light. Y no te confies, que sea light no significa que debamos comer el doble, sino no nos servirá de nada.
  • Sírvete la comida en un plato de postre y aleja el cazo una vez te hayas sevido. Visualmente, estas medidas son de mucha utilidad.
  • Recurre a alimentos saciantes. Comerás menos y acabarás igual de llen@.
  • Haz mucho ejercicio. Esto es fundamental para bajar peso. Incrementar tu gasto calórico es la mejor manera de quemar la grasa que te sobra.

¿Conoces otros trucos para reducir tu ingesta calórica sin pasar hambre?

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *