Beneficios y alimentos ricos en Omega 6

3 Comentarios

aceite de girasol

Los ácidos grasos omega 6 son un tipo de grasas poliinsaturadas que son actualmente muy populares por su capacidad de reducir el colesterol total (tanto el colestero bueno como el malo) y los niveles de triglicéridos en sangre.

De todos modos, para disminuir los niveles de colesterol total, resulta mucho más eficaz eliminar o reducir al máximo la ingesta de grasa saturada que aumentar la de poliinsaturada.

Los ácidos grasos omega 6 protegen a tu corazón y sistema circulatorio gracias a su acción antiagregante plaquetaria, es decir, hacen la sangre más fluida, por lo que reducen el riesgo de formación de trombos o coágulos.

Por muchos beneficios que tenga el omega 3 no debemos tomarlo de forma excesiva y sin un control médico, puesto que si necesitamos bajar el colesterol y tomamos fármacos anticuagulantes para ello, como el Sintron, el efecto de uno y otro se suma. Por esto es imprescindible seguir los consejos de un profesional sanitario y ajustar bien la dosis.

Existe una gran variedad de alimentos ricos en omega 6 por lo que es realmente difícil tener un déficit. En cambio, sí es posible presentar un déficit de ácido linoleico, un omega 6 esencial. Esta deficiencia se asocia a una serie de síntomas como son rettsaso del crecimiento, lesiones cutáneas, deficiencias en la reproducción, hígado graso, etc.

Los ácidos grasos omega 3 y el omega 3, son nutrientes esenciales, lo que significa que nuestro organismo no los puede producir por sí sólo y que, por tanto, se deben ingerir a través de la dieta.

Las ácidos grasos omega 6 se encuentran en muchos alimentos, sobre todo en los aceites vegetales. El aceite más rico en ácido linoleico, uno de los ácidos grasos de este tipo más destacados, es el aceite de cártamo, extraído de las semillas de una planta de la familia de los cardos.

Otros aceites ricos en este ácido son el aceite de girasol, soja, maíz, sésamo, cacahuete y palma entre otros. Además de estos alimentos, que contienen el ácido de forma natural, también hay productos que incorporan este nutriente en su elaboración, como las galletas o las margarinas.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *