Buñuelos de Bacalao

1 Comentario

Recetas de Buñuelos de Bacalao hay tantas como días tiene el año.
A mi me gustan tipo croqueta…

¿Queréis probar y me contáis que os parecen?

bunuelos.JPGIngredientes para dos personas:
200 gramos de bacalao desalado.
2 cucharadas de harina
Leche
1 cabeza de ajo grande
Una pizca de perejil picado fino
Aceite de oliva

Preparación:
Desalar el bacalao o comprarlo ya desalado. Si lo tenéis que desalar el proceso es sencillo. Lo laváis y lo dejáis a remojo unas 6 horas en el frigorífico. Le cambiáis el agua, y otra vez al frigorífico unas 8 horas. Después de esto, retirar el agua, lavar y escurrir. Yo lo hago así y me sale siempre en su punto correcto de sal.

Una vez desalado el bacalao, picarlo finito y reservarlo.

Picar la cabeza de ajo bastante menuda y freír en una sartén con aceite de oliva. Si queréis darle el toque “total” usad aceite empleado para confitar bacalao, ya que este tiene un sabor intenso a bacalao y hace que el sabor de los buñuelos sea redondo.
Antes de que se queme el ajo (mucho cuidado que si no los buñuelos amargan) añadir el perejil al gusto. Dar un par de vueltas al sofrito.

Echar la harina y freír lo justo para quitarle el sabor a crudo. Remover para evitar que haya grumos. Hecho esto, comenzar a añadir la leche que admita. Veréis que conforme vas añadiendo la leche y removiendo con la varilla, se va formando una pasta que se va espesando. Cuando tenga el punto que os guste (hay quien le gusta más blandita o más tiesa), añadir el bacalao. Remover hasta que veáis que esté hecho el bacalao.

Probar de sal y corregir si es necesario.

Sacar la masa de la sartén y poner en una fuente para que se enfríe.

Cuando la masa esté fría y dura, formar las bolitas y pasar por harina.

Estas bolitas ya enharinadas, pueden congelarse (ojo, para congelar, ponerlas en una bandeja de metal en el congelador, bien alineadas y sin tocarse y cuando estén congeladas, pasarlas a una bolsita para evitar que se peguen y acabemos teniendo engrudo de bacalao) o freírse en aceite de oliva muy caliente.

Si se fríen, sacar a un plato con papel de cocina para que absorba el excedente de aceite y ¡a comer!

Fotografía: consumer 

1 Comment

  1. paloma

    septiembre 12, 2010 at 6:16 pm

    Yo los hago de manera bastante distinta, pero imagino que de cualquier forma están buenos. Probaré vuestra receta para comparar.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *