Combatir la astenia primaveral: cómo evitar la fatiga

0 Comentarios

bici_en_primavera.jpg

¿Sabes lo que es la astenia primaveral? ¿Te sueles sentir cansada a medida que se alargan los días? ¿No entiendes por qué te cuesta tanto concentrarte? ¿Estás irritable y te falta el apetito? Tranquila, la astenia primaveral ni es grave ni dura mucho, y además, yo voy a darte las claves para que el cambio de estación pase, casi casi, desapercibido.

Cada vez se oye hablar más de este trastorno, que puede afectar a alrededor del 50% de la población. Es el resultado de una lenta adaptación de los biorritmos del cuerpo a los cambios climáticos y horarios, y por eso es más severo en zonas donde los inviernos son largos y con poca luz solar.

Pero como ya he dicho, hay cosas que podemos hacer para evitar y combatir la astenia primaveral. ¡Apunta!

1. Duerme tus ocho horas. Y a ser posible, sin recurrir a sustancias artificiales. Busca una buena higiene de sueño (no trasnoches, acuéstate y despiertáte mas o menos siempre a la misma hora, etc).

2. Sigue una dieta sana y equilibrada (esto es fundamental siempre, pero ahora, si cabe, más).  Consume abundante fibra, frutas y verduras, te darán las vitaminas necesarias para que te sientas fuerte y te aportarán las sales que se pierden por el aumento de la temperatura exterior. Prescinde de las grasas.

3. Práctica de forma regular ejercicio físico moderado (pasear, bailar, nadar, montar en bicicleta…). Evita realizar deportes que te agoten mientras te sientas débil. Las actividades que relajan cuerpo y mente (tipo yoga) son ideales para esta temporada.

4. Elimina las sustancias excitantes de tu vida (alcohol, cafeína, teína), así como las sustancias tóxicas (cualquier tipo de droga).

5. Aunque no te apetezca (o eso creas) fuerzate a salir a la calle -y a espacios naturales todavía mejor- y a mantenerte activ@. La luz del sol te animará y te hará sentir mejor a lo largo del día. Quedarte tumbad@ en el sofá viendo la tele, retroalimentará tu sensación de debilidad.

6. Busca realizar actividades intelectuales suaves que te motiven.

7. Durante tu jornada laboral, si puedes, trata de pararte cinco minutos cada hora para descansar y llevar tu trabajo con más calma.

8. No le des más importancia de la que tiene. La astenia primaveral no es una enfermedad, ni necesita tratamiento médico. Se trata de un desajuste corporal absolutamente normal, que pasa por si sólo y que dura poco. Aunque algunos médicos si recomiendan ingerir vitaminas, no hay unanimidad sobre esto.

¿Qué opinas de la astenia primaveral? ¿Te notas más cansad@ al llegar la primavera?

Vía: Consumer

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *