Come de todo, pero en pequeñas cantidades

5 Comentarios

Pasta1.jpg

Cada poco tiempo oímos sobre estudios apocalípticos que nos auguran un futuro de obesidad, con todo el país repleto de niños bien rellenitos y adultos gordos e hipertensos. Y lo peor de todo es que parece que pueden acertar: cada vez comemos más, pero no mejor.

A nivel individual sabemos también que a veces nos excedemos. ¿Cuántas veces has terminado el plato con la sensación de que tu estómago podría explotar? ¿La solución? Come de todo, pero siempre en plato de postre.

Según el experto en nutrición, Jose María Ordovás, para estar sano e s necesario mantener pautas alimentarias individualizadas, dependiendo de la genética de cada uno. Sin embargo, cree que hay un par de advertencias que funcionan para todo el mundo.

La primera, que se puede comer de todo, pero en menores cantidades. No hay que llenarse el plato hondo hasta que rebose de pasta. Nisiquiera hay que tomar un bol gigante lleno de ensalada. Comemos más de lo que necesitamos y nuestros cuerpos lo detectan.

La segunda es que hay que tener en cuenta las calorías que consumimos, para limitarlas.  Porque no es sencillo cocinar pesando cada alimento y realizando operaciones aritméticas a la vez, voy a darte unas recomendaciones muy generales.

Antes de nada, quiero recordarte que no hay una cifra ideal de calorías a consumir por día. Eso depende de tu constitución, sexo, edad y constitución física, y sólo te lo puede decir un nutricionista.

  • Fruta y verduras

Aquí no solemos pasarnos, sino, más bien, sustituir estos productos por otros menos sanos. Se recomienda comer dos tazas de fruta picada al día, y otras tres de verduras, ya sean crudas o cocidas.

  • Hidratos de carbono

Pasta, pan, patatas… quien no abuse de estos alimentos que tire la primera piedra. Lo ideal sería que los hidratos de carbono cubrieran el 60% de las calorías diarias, pero aunque parece mucho, la mayoría de nosotros excede ese porcentaje. Por poner un ejemplo, cada persona debería poner en una ración de arroz, solo 60 gramos (pesados en crudo), que viene a ser un puñado de arroz.

  • Lácteos

3 porciones al día resulta ideal. Y tres porciones son, por ejemplo, un vasito de leche, un yogur, y 40 gramos de queso curado.

  • Proteínas

Aquí también solemos pasarnos.  Para las carnes rojas, por ejemplo, una ración moderada sería de como máximo 200 gramos,  del tamaño de la mano sin incluir los dedos.

  • Grasas

Por muy mal que nos suene la palabra, son tan necesarias como todo lo demás, pero eso sí, en muy poca cantidad, con unas 500 calorías de grasas diarias puede ser suficiente. Con el aceite, no te pases de cuatro cucharaditas (de cucharilla, no de cuchara) al día.

Otro consejo útil es que compréis tazas de medidas de alimentos, que ayudan a llevar la cuenta de lo que estamos comiendo. Y cambiar el bol de cereales por una taza, la jarra de leche por un vaso, y el plato de la comida principal por un plato de postre.

Tú cómo escoges las cantidades de comida??

Vía: Europa Press

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *