Cómo hacer la dieta de la piña para adelgazar rápido

0 Comentarios

como-hacer-la-dieta-de-la-piña

Cuando nos planteamos bajar peso de una manera rápida, una de las alternativas a la que podemos recurrir es la dieta de la piña, aunque bien es cierto que este tipo de dietas de choque no son las más saludables. Los beneficios que nos puede aportar este tipo de dieta es la pérdida de kilos de una forma ágil, pudiendo llegar a perder en 3 días un total de 5 kilos.

Entre otras empresas de nutrición, esta dieta es una de las alternativas que ofrece Naturhouse a la hora de desarrollar el plan de dieta a llevar a cabo por sus clientes.

El motivo por el que la piña es utilizada para este tipo de dietas reside en que es un alimento diurético, permitiendo así a nuestro organismo que se libere de esos líquidos que nos sobran.

Este hecho implica que la pérdida de peso que llevemos a cabo, una vez volvamos a nuestra alimentación habitual, si no cuidamos la dieta, volveremos a recuperarlo. Además, no es una alternativa que podamos mantener a lo largo del tiempo, ya que implica una dieta poco variada, proteínas, minerales y todos los nutrientes que nuestro cuerpo y nuestra mente necesitan para una correcta actividad diaria. Esta dieta no es recomendable realizarla por un periodo superior a 5 días, siendo recomendable no prolongarla por más de 3 días.

Durante los días que llevemos a cabo la dieta de la piña, tendremos que realizar las 5 comidas habituales a lo largo del día para mantener nuestro metabolismo activo, combinando el consumo de la piña con pollo, incluyendo así en la dieta la proteína animal.

  • Desayuno: dos rodajas de piña natural con pan integral.
  • Media mañana: Zumo de piña natural o en su defecto una rodaja.
  • Comida: 200 gr de pollo a la plancha y 2 rodajas de piña.
  • Merienda: yogur desnatado.
  • Cena: pollo (en ensalada o a la plancha) o una crema de verduras. De postre, dos rodajas de piña.

Esta dieta debe ser complementada con el consumo de dos litros de agua. En caso de que no deseéis comer pollo, podéis sustituir este alimento por el pescado o por el pavo y así ir alternando.

Como siempre recomendamos, antes de someterte a una dieta de este tipo consulta con tu médico o nutricionista, el efecto rebote puede ser mucho peor.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *