Cómo perder peso

5 Comentarios

perderpeso.JPG

Los pasos para perder peso son muy claros, pero no tan atractivos: comer menos (y bien) y hacer ejercicio. Desconfía de dietas milagrosas, de alimentos prohibidos y del ayuno, para adelgazar hay que comer 5 veces al día y optar por alimentos bajos en grasas.

Además, debemos recordar que el objetivo no es bajar peso, sino estar sanos, y con un cuerpo más bonito. ¿Qué quiero decir con esto?

Una persona obesa que comience a comer menos y a hacer más deporte, para llegar a su estado ideal sin duda bajará de peso. Pero una persona de peso normal, que simplemente está preocupada por una barriguita incipiente o un ligero sobrepeso puede hacer las cosas bien y seguir viendo el mismo número en la báscula, ya que el músculo pesa más que la grasa. Eso sí, notará que ha adelgazado porque le entrarán esos pantalones que antes no le entraban o se verá más delgada ante el espejo.

Pero vayamos al punto central: ¿qué hay que hacer para adelgazar?

1. Sigue una dieta equilibrada y come cinco veces al día

Una dieta equilibrada es aquella que nos aporta un 60% de hidratos de carbono, un 25% de grasas y un 15% de proteínas. Respeta esos porcentajes aunque bajes la cantidad de comida que ingieres.

Por otro lado, el consumo de fruta y verduras es fundamental para bajar peso, ya que, por un lado son ricas en fibra, y por el otro, mientras comes verdura no estás tomando otros alimentos altos en grasas.

Además, hay que comer cinco veces al día, y disminuir la cantidad de comida con cabeza. Si de repente comienzas a comer muy poquito, tu cuerpo se adapta y comienza a hacer un menor gasto energético, por lo que por mucho que te muevas no conseguirás adelgazar.

Más que dismininuir drásticamente la cantidad de comida debes comer mejor, alimentos saludables, y reducir las calorías un poquito, pero no empezar a saltarte el desayuno, a comer solo una ensalada o a cenar solo un yogur y fruta. Porque eso, por paradójico que resulte, a la larga te engorda (a menos que acabes comiendo cada vez menos y menos y te enfermes de inanición).

Si tu sobrepeso es considerable deberías acudir al médico para que te ayudara a diseñar una dieta ideal para ti, que redujese las calorías en lo necesario, pero que fuera sana.

2. Prescinde de los alimentos que sólo engordan

Hay alimentos que son poco nutritivos, poco saludables y muy calóricos. Ese tipo de alimentos deben desaparecer de tu vida. No pasa nada porque un día te tomes una tarta de postre o un helado a media tarde, pero ten en cuenta lo siguiente:

  • Limita tu consumo de bollería, y elige siempre productos de panadería antes que bollería industrial.
  • Las golosinas y snacks salados mejor si te olvidas de ellos. No aportan nada a tu nutrición y sí aportan kilogramos a tu cuerpo. Prueba a sustituirlos por fruta, bocadillos o un yogur.
  • Los helados no son tan perjudiciales como dicen, pero si quieres adelgazar, opta por los de hielo.
  • Prescinde de refrescos y bebidas azucaradas, aunque no lo parezcan te ponen muchas calorías encima. Opta por las versiones light, y en el caso de zumos, siempre mucho mejor que sean naturales. Las bebidas alcohólicas también son muy calóricas.

3. Ejercicio físico

Llevar una vida activa es el mejor seguro contra el sobrepeso. Según un estudio, la única manera de mantener el peso sin realizar dieta es hacer al menos una hora diaria de ejercicio físico.

Piensa que ejercicio no es sólo hacer deporte (aunque eso es de lo que más quema), ir andando al trabajo, subir escaleras, ir a patinar con tus hijos o bailar hasta las tantas el sábado por la noche también contribuyen a mantenerte en plena forma.

Por lo demás, si simplemente haces dieta, pero no deporte, bajarás de peso, pero difícilmente lograrás un cuerpo bonito (especialmente si consigues bajar bastante de peso, pues tu piel quedara muy flácida). Además, el deporte resulta muy saludable tanto para tu línea, como para tu tono muscular, tu corazón y tu estado de ánimo.

4. Desconfía de milagros

Si algo de tan fácil parece mentira, es más que probable que sea mentira. Cualquier médico puede corraborarlo, la única manera de adelgazar es bajar el número de calorías consumidas (comer mejor) e incrementar el gasto energético (moverse más).

Quizá no sea la forma más rápida de adelgazar, pero si consigues una bajada de peso gradual es mucho más probable que se mantenga en el futuro. Lo fundamental es re-educarse para acostumbrarse a nuevos hábitos de vida más saludables, que pronto serán los únicos que te satisfagan ;).

¿Qué crees que es lo más importante a la hora de perder peso?

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *