Consejos para disfrutar de un verano saludable

2 Comentarios

ventilador.JPG

Creo que casi todos adoramos los días de playa, las altas temperaturas (aunque sin excesos) y el sol omnipresente. Sin embargo, a pesar de que el verano es la estación en la que la gente está más animada y resulta más fácil disfrutar de la vida, también tiene sus riesgos: insolaciones, quemaduras, intoxicaciones alimentarias o picaduras de insectos son sólo algunos de los problemas que se multiplican durante los meses estivales.

¿Quieres saber cómo resolverlos?

Problema 1:  El calor asfixiante

En verano, las altas temperaturas pueden afectar al sistema de regulación de nuestra temperatura corporal, con consecuencias varias. Por un lado, puede producir agotamiento por calor, con síntomas como mareos, naúseas, calambres y debilidad.

Por el otro, puede producir insolaciones, algo que puede resultar muy grave y que requiere de asistencia médica.  Sus síntomas son la subida brusca de la temperatura corporal, piel roja, y dolor de cabeza intenso que puede llegar  incluso a la pérdida de conocimiento.

Solución: Para evitar que las altas temperaturas nos afecten es necesario tomar una serie de precauciones:

  • Bebe líquidos en abundancia, aunque no tengas sed. Prioriza el consumo de agua y evita refrescos muy azucarados, y bebidas con cafeína o alcohol.
  • Dúchate un par de veces al día y humedece la piel con toallas húmedas si notas que tienes mucho calor.
  • Evita las comidas muy copiosas. Toma platos frescos como ensaladas, y consume mucha fruta.
  • Reduce tu actividad física y permanece siempre a la sombra.
  • En casa, mantén las persianas bajas y quédate en la habitación más fresca. Si donde vives son frecuentes las temperaturas muy altas, deberías considerar la opción de poner aire acondicionado, o en su defecto, de un ventilador.
  • Utiliza ropa de colores claros, ligera y amplia.

¿Qué hacer si aún así se presenta la insolación?

Si eres tú el que se comienza a encontrar mal por el calor, pide inmediatamente ayuda a un familiar o a un vecino. No infravalores la gravedad de un golpe de calor.

Si es otra persona la que sufre la insolación, puedes hacer lo siguiente:

  • Retira al enfermo del calor y túmbalo
  • Eleva sus pies
  • Utiliza un ventilador para reducir la temperatura
  • Aplícale compresas frías por cuello y frente
  • Dále líquidos
  • Aunque la insolación parezca leve, conviene llamar a un médico para que evalúe la gravedad e informe de las medidas a tomar. Si  el enfermo muestra signos de shock, convulsiones, fiebre de más de 38º o pérdida de conciencia, debes llamar de inmediato al número de emergencias.

Problema 2: los rayos malignos del sol

quemadura.JPG

La obsesión por conseguir un bronceado perfecto puede llevarnos a cometer ciertas imprudencias como pasarnos demasiadas horas bajo el sol o no echarnos protección solar. Las consecuencias a largo plazo son más graves, ya que nuestra imprudencia puede desencadenar en un cáncer, pero a corto plazo también podemos vernos perturbados por alergias y quemaduras.

Solución: Toma el sol, pero minimizando los riesgos. ¿Cómo?

  • Evita exponerte al sol entre las 12 y las 16 horas, ya que las radiaciones son más peligrosas.
  • Usa una crema solar que especifique que te protege ante rayos UVA y UVB, y que sea resistente al agua.  Usa el factor de piel apropiado a tu piel, y como mínimo, al menos de factor 15.
  • Échate la crema media hora antes de exponerte al sol y renueva al menos cada tres horas.
  • Sigue utilizando crema solar aunque tu piel ya esté morena. Sigue siendo conveniente que uses al menos factor 15.
  • Las nubes no te protegen del sol, e incluso la sombrilla deja pasar algunos rayos. Si vas a la playa, usa siempre protección solar.

¿Qué hacer ante una quemadura?

Normalmente una quemadura solar no aparece inmediatamente, sino que cuando la notas el daño ya está hecho. Se presenta como un enrojecimiento de la piel, acompañada de dolor. También puede provocar hinchazón, o, en quemaduras más graves, ampollas. Pero sí hay ciertas medidas que pueden ayudarte a aliviar las molestias:

  • Date duchas de agua fría varias veces al día. También puedes aplicar toallitas frías sobre la zona.
  • El gel de aloe vera resulta muy bueno para calmar la piel.
  • Si se presentan ampollas, los vendajes secos pueden ayudar a prevenir la infección.
  • Puedes tomar ibuprofeno para aliviar el dolor.
  • Evita el uso de productos que contengan benzocaína, lidocaína o petróleo (como Vaseline)
  • Evidentemente, debes evitar la exposición al sol durante los siguientes días.
  • Si presentas mareos, naúseas o problemas de visión, vete al médico inmediatamente.

Páginas: 1 2

2 Comments

  1. susana

    julio 9, 2010 at 3:54 pm

    los mejores consejos para soportar el calor del verano en la ciudad

    http://vidasana.suite101.net/article.cfm/verano-en-la-ciudad

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *