Estar en forma

2 Comentarios

enforma.JPG

Estar en forma no es tan difícil como solemos creer, pero hace falta cambiar muchas rutinas diarias. ¿Te resistes a caminar más de dos manzanas?¿Odias la idea de ir al gimnasio? ¿Te pasas el día sentad@? Si la respuesta es sí nos enfrentamos a un serio problema. No es sólo cuestión de peso y estética, sino que a mayor nivel de sedentarismo, mayor riesgo de enfermedades físicas, especialmente cardiovasculares, y mentales.

El problema con la actividad física es una cuestion de prejuicios y pereza. Prejuicios porque en cuanto uno comienza una vida activa se da cuenta de que es mucho más satisfactoria. Pereza porque hasta que la actividad física se incorpora en las rutinas diarias uno sabe que se sentiría mejor yéndose a caminar, pero el demonio malo le susurra al oído que se está tan cómodo tirado en casa…

En todo caso, hay que hacer algo para solucionarlo, porque la salud es importante, y porque estar en forma también redunda en mayor felicidad.

¿Cómo incorporar el ejercicio físico en tu vida de una manera fácil y agradable? ¡Lee los siguientes consejos!

  • Bájate del autobus un par de paradas antes de llegar a casa y haz el resto del camino andando. Si no estás muy lejos, mejor aún si haces todo el camino andando.
  • De la misma manera, si vas en coche al trabajo, apárcalo un poco más lejos. Esos 10 minutos de ejercico físico te pueden parecer una mingurria, pero son mejor que nada y se van sumando en tu cómputo general de actividad ;).
  • No uses el ascensor. Si vives en un piso alto, haz parte del trayecto andando.
  • Considera la idea de comprar algún aparato para hacer ejercicio en casa (la elíptica, una bici estática). Una vez que lo tengas, úsalo. Puedes aprovechar el tiempo de ver la tele para hacer ejercicio mientras. ¡Muy práctico!
  • Trata de encontrar un deporte que te guste. Tiene que haber algo que te atraiga en el mundo deportivo…deja la pereza al lado y pruébalo. Un curso de vela, de tenis o un partido de fútbol con amigos, lo importante es que te estimule.
  • Haz deporte en compañía. Si acudes al gimnasio con tu hermano, tu novi@ o un amigo, te lo pasarás mejor y te sentirás más presionado para ir.
  • Utiliza la hora de comer para hacer ejercicio. Puedes tomar un tentempié rápido y después irte a dar un paseo, mucho mejor si convences a algún compañero de trabajo para hacerlo contigo ;).
  • Busca actividades de ocio activas. Combina las charlas en una cafetería pcon charlas en medio de un paseo por el monte y las sesiones de cine con sesiones de baile.
  • Planifica tu horario deportivo. Si apuntas en tu agenda “de cinco a seis spinning”, inconscientemente lo verás como algo que “tienes que hacer”.
  • Si empiezas en el gimnasio, busca un entrenador personal para los primeros días. Te dirá cómo y qué te conviene hacer, y te sentirás más seguro sobre tus ejercicios posteriormente, cuando acudas solo al gimnasio.

¿Y tú? ¿Estás en forma? ¿Cómo lo haces?

Vía: The nutrition source

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *