Diabetes y obesidad en la adolescencia

1 Comentario

hambur.JPG

¿Has oído hablar de la diabesidad? Se trata de un trastorno cada vez más común en  adolescentes, que se caracteriza por la prevalencia de la obesidad acompañada de diabetes de tipo 2.

Hasta hace muy poco tiempo la diabetes tipo 2 era muy inusual entre la gente joven, pero con el aumento de la obesidad -principal causa de esta enfermedad- está al orden del día. Y es que entre los adolescentes españoles, el porcentaje de obesos es del 15%, colocándonos así a la cabeza de Europa, con una cifra que me parece más que preocupante.

Ya hemos hablado en muchas ocasiones de la necesidad de que los jóvenes -y sus padres- tomen medidas  para acabar con la obesidad, que está causando problemas médicos de distinto tipo, desde el aumento de las enfermedades cardiovasculares hasta el auge de la diabetes tipo 2, que se da en un 4% de los jóvenes obesos.

Lo peor es que uno de cada tres adolescentes con diabesidad no está diagnósticado. Además, un porcentaje importante de personas padecen pre-diabetes, una alteración de la glucosa que se puede diagnosticar, y que si se trata adecuadamente puede reducir o retrasar la aparición de la enfermedad.

La diabetes se asocia estrechamente con las enfermedades cardiovasculares, la insuficiencia renal y es la primera causa de amputaciones. Por eso es fundamental atajar el problema desde el principio, y tratar a los adolescentes de diabesidad con tratamientos específicos, ya que las terapias tradicionales para controlar la diabetes no ejercen influencia sobre el peso o incluso lo incrementan ligeramente.

Ahora, se están investigando medicamentos específicos para tratar la diobesidad, que controlan la glucemia y al mismo tiempo, sirven para bajar de peso. Pero lo ideal sería no tener que llegar a este extremo, cuidando al máximo la dieta y los hábitos de vida, y acostumbrando a los niños desde pequeños, para que cuando lleguen a adolescentes sean ya lo suficientemente maduros como para cuidarse.

¿Habías oído hablar de la diabesidad? ¿Cómo crees que se puede frenar la obesidad infantil?

Vía: Europa Press

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *