Dieta de la zona

0 Comentarios

Dieta de la zona

La dieta de la zona es otra dieta de moda, junto con la dieta disociada o la dieta Dukan. Pero a diferencia de estas, la dieta de la zona se basa en el equilibrio entre todos los grupos alimenticios (proteínas, grasas e hidratos de carbono).

Probablemente hayas oído hablar de la dieta de la zona porque hay numerosas famosas que la siguen, como Madonna o Jennifer Aniston. Se trata de una dieta más lenta que otras, pero también menos agresiva, más saludable, y por tanto, sin ser la mejor dieta, sí es más eficaz.

¿Quieres saber más sobre la dieta de la zona?

La dieta de la zona fue creada hace unos 15 años por un bioquímico, Barry Sears, con el objetivo de prevenir problemas hormonales y de  diabetes, y se centra en el mantenimiento constante de los niveles de glucosa. Hoy la dieta de la zona de utiliza sobre todo, para bajar peso.

¿Cómo? Respetando en cada una de las 5 comidas un adecuado equilibrio entre proteínas, grasas e hidratos de carbono. En concreto, en cada una de esas comidas debemos ingerir un 30% de proteínas, un 30% de grasas (especialmente monoinsaturadas) y un 40% de hidratos de carbono. Así, la dieta de la zona pretende eliminar grasas, no agua ni músculo (como hacen por ejemplo las dietas pobres en hidratos de carbono), por lo que la pérdida de peso es lenta (alrededor de medio kilo por semana). Esto que podría parecer un inconveniente, en realidad no lo es tanto, porque ya sabemos que los kilos que se pierden rápido también vuelven rápido.

Eso sí, no todos los alimentos están permitidos. La dieta de la zona prohibe azúcares refinados, miel, patatas, pan blanco (todos los cereales, pastas, panes y arroces deben ser integrales), carnes rojas, lácteos enteros, mantequilla, tocino, alimentos fritos y pre-congelados…

Como puedes ver, en general esta dieta de la zona es más moderada que las otras, con una pérdida de peso gradual y más sana. Además, no provoca hambre, pero tampoco cansancio y falta de energía. Ahora bien, tener que estar comprobando en cada comida la cantidad exacta de cada nutriente puede dar pie a comportamientos algo obsesivos con la comida y no resulta muy cómodo.

Por otro lado, alrededor de la dieta de la zona se ha formado todo un merchandising alimentario en el que te venden (además de los libros de rigor donde puedes aprender sobre la dieta)  cápsulas de Omega3, snacks sanos o suplementos de proteínas, todo ello perfectamente prescindible. ¡Recuerda que la mejor fuente de nutrientes para un individuo sano es una dieta equilibrada!

¿Conocías ya la dieta de la zona? ¿La has probado?

Foto vía: Ilmungo

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *