Dieta de los 9 días de arroz pollo y manzana

0 Comentarios

dieta de pollo arroz y manzanaLa dieta de los 9 días, como bien indica su nombre, tiene una duración exacta de 9 días. Estos 9 días los vas a dividir en tres fases con una duración de tres días cada una. En la primera fase solo comerás arroz. Este debe estar hervido y es mejor que sea integral. Además del arroz en esos tres días solo puedes beber agua o café. No está permitido que bebas leche o cualquier otro tipo de lácteo, así como tampoco puedes tomar aceite u otros alimentos.

Como a estas alturas ya sabes, a la hora de hacer dieta tienes a tu disposición una gran diversidad. Unas te permiten unos alimentos y otras otros, unas te exigen comer más y otras menos, unas son más llevaderas y otras no tanto… pero todas tienen un objetivo común: hacerte perder peso. La dieta que te presentamos hoy es de ese tipo de dietas que por un corto periodo de tiempo te permite comer toda la cantidad que quieras, eso sí, no de todos los alimentos. ¿Te suena interesante? ¡Sigue leyendo!


La segunda fase es la fase del pollo. Aquí ya tienes tres opciones: hervirlo, grillarlo o prepararlo al horno, además de poder ingerir agua o café, como en el caso anterior. La última fase (sí, ya sé que te la sabes) es la de las manzanas. Por suerte en este campo también puedes escoger si tomarlas con piel o sin piel e incluso crudas, hervidas o asadas, además de agua y café, claro. ¿Sabes lo mejor de esta dieta? ¡Puedes tomar toda la cantidad que quieras en los tres días de cada fase! Pero siempre debes tener en cuenta que solo son esos tres alimentos los que están permitidos.

Esta dieta te ayuda a bajar entre 5 y 9 kilos en tan solo 9 días, por lo que su efectividad es su mejor ventaja. ¿Lo malo? Es una dieta muy monótona y seguirla a veces puede ser una tarea complicada. Además, al estar restringidos los demás alimentos, ya puedes irte olvidando de los eventos sociales como las cenas o las comidas en estos días, pues te resultará muy complicado poder seguirla de la forma adecuada (recuerda que el arroz, por ejemplo, no puede llevar aceite, algo que a lo mejor en un restaurante sí le añaden). Por otro lado, debes tener especial cuidado y no pasarte del tiempo, pues piensa que esta dieta conlleva grandes carencias nutricionales que podrían poner en riesgo tu salud, así como el frecuente ‘efecto rebote’ que puede ocasionar.
¿Has probado alguna vez con esta dieta? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *