Dieta en Navidad

0 Comentarios

La Navidad puede ser un período complejo para la alimentación y es que con tantas tentaciones es normal temer por tu peso y dieta, pero tranquila, la Navidad no tiene porqué dejarte algún kilo de regalo! No hay fórmulas mágicas ni dietas para la Navidad, pero si pequeños trucos y dosis de sentido común para no engordar en Navidad!

Primero no hay que dramatizar por unas cuantas comidas o cenas no vamos a aumentar de talla, pero tampoco hay que dejarse llevar por la gula. Sé razonable, no te pongas en ningún extremo y desde luego no pretendas hacer dieta en Navidad! En cualquier caso si me parece sensato cuidar la alimentación días antes de Navidad y entre cena y cena :P!

En Navidad hay que disfrutar de la comida típica de estas fechas, se trata de probar los platos que te apetezcan pero sin pasarte en las cantidades, así que mejor será no repetir, ni presentarte famélica en ninguna de estas citas de comilonas navideñas.

Está claro que hay menús navideños más ligeros que otros, pero en general lo ideal es la moderación en las raciones y además trata de comer despacio, masticando bien y bebe dos litros de agua al día.

Otra forma de llevar bien la Navidad y evitar los kilos de más, es dejarte llevar por todo el ocio y compras de la Navidad, sal de compras, vete a ver la iluminación Navideña, vamos que cualquier excusa es buena para mantenerse activas y no quedarte sentada en el sofá, así mantendrás tu metabolismo a buen ritmo!

No llegues en ayunas o con hambre a ninguna comilona navideña.

  • Casi no comer porque tienes una cena navideña es un error de principiantes, si vas con hambre comerás más.
  • Si no llegas famélica tendrás mucho más autocontrol, comerás disfrutando pero sin pasarte en las cantidades.

Así que come 5 veces al día.

  • Desayuna, almuerzas, cena y hazte unos tentempiés a media mañana y a la merienda. Es decir, reparte las comidas a lo largo del día.

Haz desaparecer las sobras son peligrosas.

  • Puedes acabar comiendo dos platos y dulces tan calóricos otro día. En fin, no es contraproducente que dejes la tentación a la vista, no? Piensa que los excesos de la navidad sólo son posibles si se compensan. Así que trata de no pasarte haciendo comida porque será más probable que sobre y al final a los pocos días cometas otros excesos con las sobras.

Compensa los excesos antes y después de las comilonas navideñas.

  • Es decir, cuida un poco lo que comas, pero ya sabes no hagas ayunas, no se trata de matarse de hambre, si no de comer sano y optar por platos ligeros.

Reduce en tus menús navideños ciertos alimentos y preparaciones, como los que a continuación te enumero:

  • Fritos y rebozados
  • Embutidos y patés
  • Salsas muy calóricas
  • Hojaldres y mantequillas
  • Vino y cócteles
  • Lácteos muy grasos, como la nata y el queso graso
  • Postres bomba (los conoces de sobra :D)

Da preferencia a ciertos alimentos:

  • Ante la duda apuesta por:
  • el pescado
  • el aceite de oliva
  • el agua

Y en cuanto al dulce, vigila la cantidad!

  • Es el mejor consejo!!! Y también prestar atención a los ingredientes, mejor opta por los bajos en grasas saturas, azúcares, etc. Por ejemplo el chocolate negro es más sano que otras variedades.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *