Dieta sana y equilibrada

0 Comentarios

¿Cómo es una dieta sana y equilibrada? Esa es la preocupación de muchas personas que quieren hacer dieta para bajar de peso, pero saben que recurrir a las dietas milagro, aunque resulte tentador, acaba teniendo repercusiones en la salud.

Lo primero que hay que decir es que una dieta sana y equilibrada no debería ser el objetivo solo cuando buscamos bajar de peso, sino siempre. Y es que comer un trozo de bizcocho de chocolate o unas patatillas no es incompatible con una dieta sana y equilibrada (aunque sí con bajar de peso), pero se debe tratar de elementos ocasionales en la dieta y no la base de la misma. Dicho esto, si ya sigues una dieta sana y equilibrada y buscas adelgazar, la única opción es disminuir las cantidades y/o centrarse en los alimentos más ligeros de la dieta.

Pero la dieta equilibrada  y sana SIEMPRE precisa de proteínas, hidratos de carbono y grasas.

¿Vemos en qué consiste una dieta sana y equilibrada?

Como ya decía, la dieta equilibrada es aquella que respeta una correcta distribución entre los distintos tipos de alimentos. Así, en una dieta equilibrada, el 60% de nuestras calorías diarias provendrán de hidratos de carbono, el 15% de proteínas, y el 25% de grasas.

Eso sí,  para una dieta sana no vale cualquier alimento de esos grupos. Así, los hidratos de carbono los sacaremos de frutas y verduras (las 5 raciones al día son imprescindibles), y cereales integrales (pan, pasta, cereales…). Si queremos adelgazar, debemos cuidar además las cantidades de pasta y legumbres que echamos en el plato.

En cuanto a las proteínas, podemos hacernos con ellas a través de pescados (3 o 4 veces a la semana) y carnes magras (2 o 3 veces a la semana). Los huevos y lácteos también son fundamentales, pero toma estos últimos desnatados si tienes problemas de sobrepeso o colesterol.

Por último, las grasas deben ser sobre todo, de tipo monoinsaturado, como aceite de oliva, aguacate y frutos secos. Pero recuerda: una dieta sana y equilibrada no es sinónimo de poco calórica. Las grasas engordan mucho, así que, si buscas, adelgazar, cíñete a ese 25% necesario. Los pescados son también otra buena opción para incluir grasas sanas en la dieta.

En una dieta sana y equilibrada hay alimentos que deberían ser muy excepcionales (y muy excepcionales es una vez al mes y no una vez al día): repostería industrial, alimentos pre-cocinados, golosinas… ¡no aportan nada desde el punto de vista nutritivo! Por último, recuerda que para una dieta sana y equilibrada no solo importan los alimentos, sino como los cocinas. Apuesta por cocinar con poca sal, evitando los fritos y apostando por la comida a la plancha, cocida o al horno. ¡Si no puedes renunciar a las salsas, elige salsas ligeras!

¿Sigues una dieta sana y equilibrada? ¿Qué te resulta más complicado de la dieta sana y equilibrada?

Foto vía: Avlxyz

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *