Dieta Siken

0 Comentarios

siken.JPG

La dieta Siken es un método de adelgazamiento a través de preparaciones altas en proteínas y bajas en calorías, hidratos de carbono y grasas. Ya hemos hablado largo y tendido (y en contra, para qué negarlo) de las dietas hiperproteicas. ¿Qué novedades aporta la dieta Siken?

Proponen planes alimenticios cuyo objetivo es lograr una bajada de peso rápida y eficaz, pero lo que más llama la atención son los preparados Siken, productos que sustituyen a la comida “normal”, pero que deben combinarse con los alimentos convencionales en los menús de adelgazamiento.

¿Es esta dieta sana y eficaz?

La dieta Siken propone diferentes menús disponibles para cuatro fases: inicial, adelgazamiento, transición y estabilización. En todo caso, se trata de dietas muy bajas en calorías y en hidratos de carbono (especialmente en las primeras fases) .

La propia dieta Siken ya avisa que es un plan de alimentación que nunca debe extenderse más de 3 semanas sin consejo médico, pero también afirma que se trata de una dieta que te protege del efecto rebote. Eso dependerá del uso que le des, comiendo como ellos disponen durante tres semanas, no aprendes a comer bien, serás tú quien después deba hacer sus esfuerzos para mantenerse en forma con una dieta equilibrada.

Además,  aunque reconocen que los preparados no deben sustituir a la comida tradicional, proponen menús en los que se recurre a ellos en las cinco comidas del día. No digo que eso no pueda ser útil para bajar de peso a corto plazo…¿pero lo es también para enseñar a comer correctamente? Así, puedes tomar un preparado de pastel de chocolate, de galletas de naranja o de tortilla de bacon… aunque en realidad me imagino que no tiene nada que ver con los calóricos ingredientes que nombran.

Las ventajas de este tipo de dietas son una bajada rápida de peso, que resulta fácil porque no tienes que estar contando calorías ni pesando alimentos, ellos te dicen qué tomar, y los preparados -de sabor agradable-ya llevan las calorías justas.

Las desventajas son que, al no tratarse de una dieta equilibrada, la bajada de peso no se acompaña de un aprendizaje alimentario que impida volver a subir peso en el futuro, por lo que indirectamente favorece el efecto yo-yo. Además de que, desde el punto de vista de la salud, privar al cuerpo de hidratos de carbono es una salvajada, que te hace perder masa muscular y energía además de grasa.

Antes de iniciar una dieta de estas características deberías pedir consejo a tu médico. Este tipo de preparados pueden resultar muy funcionales para determinados perfiles, pero no son algo que se pueda recomendar de manera general. Y recuerda que, para lograr el mayor bienestar, nada puede sustituir a una dieta equilibrada, que te proporcione las cantidades adecuadas de proteinas, hidratos de carbono y grasas.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *