Dietas alcalinas: alimentos, menús y beneficios

0 Comentarios

vegetales-crudos-dieta-alcalina

La dieta alcalina es un método en el que se consigue cambiar el pH de la sangre y conseguir que ésta tenga un nivel de alcalinidad de 4,7 aproximadamente. Con ello se consigue de manera natural que las reacciones químicas de nuestro cuerpo se realicen de forma ideal, permitiéndonos conseguir un peso ideal. Los alimentos alcalinos son completamente naturales e incluso hay algunos que pueden prevenir la aparición de cáncer con determinadas recetas.

Consideramos que el cáncer es un tema muy serio y por ello no queremos frivolizar con él, pero es importante insistir que estos alimentos alcalinos no tratan el cáncer sino que ayudan a su prevención. Además hay que advertir que esta dieta no es recomendable para quienes padezcan diabetes, aunque lo mejor es, siempre, acudir al médico antes de comenzar esta clase de dieta.

Lista de alimentos alcalinos

A continuación os proporcionamos una pequeña lista de alimentos alcalinos de gran importancia en esta dieta:

  • Todas las verduras crudas.
  • Senillas (Castañas, girasol, almendras, etc.)
  • Frutas (Melón, cerezas, bayas, plátano, coco, sandía, manzana, albaricoque, etc.)
  • Clorofila de las plantas, especialmente la de la aloe vera o sávila.
  • Agua. Sí, algo tan sencillo es muy importante por su alto aporte de oxígeno.
  • Mijo cocido.
  • Algunas especias como jengibre, canela, curry o mostaza
  • Miel.

Menús alcalinos

Aunque hay un gran número de menús existentes dentro de las dietas alcalinas, vamos a recomendaros platos tan sencillos como una ensalada de espinacas con trocitos de naranja y uvas pasas, todo ello con un poco de aceite y lista para comer. Un cocido de garbanzos puede ser otra comida alcalina, intentando desgrasar el chorizo y cualquier otro embutido que se le eche o por ejemplo una ensalada de humus, con pasta de garbanzos. Muy sana y deliciosa.

Beneficios de la dieta alcalina

Son muchos los beneficios que nos aportan los alimentos alcalinos, pero entre ellos podemos decir que nos ayudan a afrontar mejor algunas dolencias y también enfermedades, nos ayudan a preservar los huesos evitando la pérdida de materia ósea previniendo también la osteoporosis, aumentan la hormona del crecimiento, nos proporciona una mejor salud cardiovascular y regula los niveles de azúcar en la sangre, entre muchos otros.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *