Dietas para bajar peso

1 Comentario

Dietas para bajar peso hay muchas, hay numerosos trucos para adelgazar y ese es uno de los principales problemas que nos encontramos cuando queremos adelgazar y reducir peso. Revistas, programas de televisión y blogs varios nos aseguran que la dieta Dukan es la mejor, o que lo que nunca falla es una dieta hipocalórica o que nada de eso, que la mejor dieta para adelgazar es la del grupo sanguíneo.

Pero esos millones y millones de dietas para bajar peso se pueden englobar en una tipología que nos ayudará a decidir cuál es la mejor para nosotros.

¿Vemos diferentes dietas y trucos para bajar peso?

1. Dietas basadas en un solo alimento

Ya sea la dieta de la piña, de la alcachofa o de la manzana, proponen pasarse varios días comiendo únicamente un producto. Su eficacia para adelgazar es incontestable (es imposible consumir muchas calorías si solo podemos comer piña, antes acabamos asqueandola), pero también es evidente que el efecto rebote es inmmediato. Además, rompen el ritmo alimentario normal, pudiendo producir trastornos digestivos y psíquicos.

2. Dietas hipocalóricas

Proponen ingerir menos de 1000 calorías diarias. Si bien reducir las calorías es una medida necesaria para bajar de peso, siempre debemos mantenerlos por encima de un mínimo saludable (en torno a las 1600-1700 calorías). Una dieta muy baja en calorías provocan numerosos efectos secundarios como malestar general, mareos, intolerancia al frío, pérdida de cabello, amenorrea, insomnio o depresión.

3. Dietas altas en proteínas y bajas en hidratos de carbonos

Son aquellas que criminalizan los hidratos de carbono, y proponen comer todo lo que quieras, pero solo de proteínas. Son por ejemplo la dieta Dukan o la dieta Atkins y están muy de moda. ¿Los inconvenientes? Descalcificación ósea y daños renales, pérdida de líquidos, altos niveles de ácido úrico y de colesterol, halitosis, sensación de náuseas o estreñimiento

4. Dietas disociadas

Según las dietas disociadas el problema no es ni qué comes, ni cuánto comes, sino cómo lo comes. Así, determinadas combinaciones de alimentos serían las culpables de tu pérdida de figura. Lo cierto es que no tienen ningún tipo de fundamento ciéntifico (más allá de que al no permitir algunas mezclas lógicas como carne con verduras, hacen la comida más aburrida y por lo tanto es más probable comer menos), pero en todo caso, al permitir todo tipo de nutrientes no resultan especialmente peligrosas.

5. Dietas pintorescas

Son aquellas que llaman la atención por su originalidad, como podrían ser la dieta del sandwich o la del grupo sanguíneo (tomar alimentos en función de tu grupo sanguíneo). Proponen una nutrición muy incorrecta, pero su planteamiento es tan surrealista que no suelen triunfar entre la población general.

6. Dieta equilibrada

Una dieta para bajar peso puede ser sana, siempre que sea equilibrada y nos aporte un mínimo de calorías y nutrientes necesarios. Son las que apuestan por una dieta variada, en la que encontramos todos los grupos de alimentos, aunque priorizando los bajos en grasas, la preparación sana de los alimentos y un consumo de calorías en función del gasto calórico.

¿Has escuchado hablar de todos estos tipos de dietas para bajar peso? ¿Por qué crees que hay tantas propuestas diferentes para adelgazar?

Fotos vía: jypsygen y malias

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *