El ayuno en la dieta

5 Comentarios

ayuno.JPG

El ayuno está de moda, ya sea para adelgazar, para desintoxicarse, para hacer que el organismo funcione mejor o incluso para curar enfermedades. En las revistas de salud pseudocientíficas e incluso en las de dietas, nos cuentan obras y milagros de esa práctica a la que imbuyen de gran mística.

Centrándonos en las dietas de adelgazamiento, el ayuno no funciona para adelgazar a largo plazo y aunque en personas sanas no supone un gran riesgo para la salud (a menos que se extienda en el tiempo) no hay ninguna evidencia empírica de que traiga algún beneficio físico.

El ayuno se relaciona con la dieta desintoxicante, ya que se fundamenta en que no comer limpia el organismo de toxinas. Aunque puede realizarse ayuno total durante un par de días, lo más frecuente es realizar sólo ayuno de sólidos, pudiendo tomar jugo de frutas y agua de verduras. Así, se aporta un mínimo de calorías.

Lógicamente, con esta dieta se baja mucho peso desde el primer día. El problema es que uno no puede estar sin comer durante meses , que el organismo disminuye su gasto energético -y después cuando comas tendrás que moverte más para quemarlo- y que no se está aprendiendo a comer de forma equilibrada.

No va a pasar nada porque un día sólo comas fruta tras un gran festín, pero instaurar el ayuno como práctica mensual para purificar el cuerpo es absurdo. Pasando tres días a base de zumos para bajar peso todo lo que conseguirás será un fuerte efecto rebote, debilitamiento muscular -y el corazón también es un músculo- y una bajada de las defensas. ¡Por no hablar del malestar físico durante esos días!

¿Has hecho ayuno alguna vez? ¿Cuáles crees que son sus ventajas?

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *