El chai, rey de los tes asiáticos

0 Comentarios

El “chai tea” es sin lugar a dudas mi te preferido. Lo descubrí durante mi estancia en Edimburgo y ahora me he vuelto a reencontrar con el sabor sin comparación posible de esta mezcla asiática de hierbas cuyo olor me trae recuerdos únicos.

Tal vez sean más los recuerdos que otra cosa lo que hace que me guste tanto su sabor, pero lo cierto es que he estado investigando y sus beneficios positivos en el organismo humano refuerzan mi fanatismo; anticancerígeno, reduce los síntomas del Alzheimer, es un excelente digestivo y regula los niveles de colesterol y presión arterial…qué más se puede pedir de un te?

En la India esta bebida es típica y comunmente se toma con leche de soja, aunque yo además le añado una cuvharada de miel, sobre todo en invierno para paliar el dolor de garganta.

Hacia casi un año que no encontraba mi amado Chai por ningún lugar y de repente, hace cosa de una semana y caminando tranquilamente por una pequeña calle de Alençon en una  escapada de fin de semana me fijé en un pequeño y curioso salón de té. Entré sin dudarlo y allí, en su amplia carta encontré al rey de los tes asiáticos!

Apenas me acordaba ya de su olor y en cuanto lo compré me paso una media hora con la nariz pegada a la pequeña bolsita de cartón saboreando recuerdos.

Pero no me quiero poner demasiado pegajosa así que os contaré un poquito más cuáles son los efectos positivos de este té sobre nuestro organismo:

-ayuda a reforzar el sistema inmunológico

-ayuda a nivelar los niveles de colesterol y presión arterial

-se le atribuyen propiedades anticancerígenas

-ayuda en el proceso digestivos y reduce las flatulencias

Dependiendo de la zona el té chai contiene diferentes hierbas  pero aquí te propongo una receta bastante fiel al sabor original de esta infusión (por si no las encuentras en tu tiendas especializada…algo bastante frecuente; yo lo busqué durante casi un año!)

Ingredientes

-2 cucharadas de té verde, evita las bolsitas de té!

-1 ramita de canela

-5 semillas de cárdomo verde

-2 clavos de olor

-1 cucharada de jengibre molido

-medio litro de agua

Preparación

1-Hierve todas las hierbas durante 5-10 minutos y después cuélalas

2-En un recipiente aparte prepara el té verde y después añádelo a la infusión anterior

3- Para conseguir una textura más agradable y un sabor más dulce mi recomendación es que le añadas leche de soja y una cucharada de miel.

Si eres un amante del té no te puedes perder el chai porque su sabor es realmente esopectacular!

Si ya lo has probado cuéntame qué piensas porque la verdad es que estoy pensandome muy seriamente lo de crear un club de fans en Facebook (aunque posiblemente ya exista !:P) !!!

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *