El chocolate: mitos y verdades

5 Comentarios

choclate.JPG

Sobre el chocolate hemos oído de todo: que si un minuto en la boca y toda la vida en las caderas, que si da dolor de cabeza, que si es afrodisíaco, que si crea adicción… ¿Es verdad todo lo que se dice sobre este dulce irresistible?

1. El chocolate engorda

Verdad, verdadera.  El chocolate contiene cantidades elevadas de azúcar y grasas, y por lo tanto no se debe abusar de él.  El truco es comerlo moderadamente y ¡negro! ya que este tipo tiene menor cantidad de grasa y resulta más sano. Una onza de chocolate negro equivale a unas 30 calorías… una onza de chocolate con leche puede alcanzar hasta 80 calorías. Pero no te digo esto para que te obsesiones con el tema, dentro de una dieta equilibrada es perfectamente asumible.

2. Agrava el acné

Falso. Aunque todos hayamos oído alguna vez que el chocolate (y el chorizo, si nos ponemos) provocan la aparición de granos y espinillas no es así. La grasa que se ingiere en la dieta no se acumula en las glándulas sebáceas.

3. Da dolor de cabeza

Verdadero. En personas propensas a las migrañas es un alimento que conviene evitar, ya que contiene sustancias como la tiramina o la fenilatina que puedes acelerar un dolor de cabeza. Pero vamos, que sólo le afecta a un porcentaje muy pequeño de la población.

4. Estimula la actividad cerebral

Verdadero. Una de cal y otra de arena, si no te da dolor de cabeza puede hacer algo más que bueno por ella ;) El chocolate contiene multitud de estimulantes, entre ellos la cafeína, que nos mantienen más despiertos y agudos. Ahora entiendo porque siempre necesitaba mi kinder bueno los días de examen…

chocolatement.jpg

5.  Es afrodisíaco

Quizás. No está demostrado científicamente, pero contiene triptófano (el precursor de la serotonina)  y feniletilamina (relacionado con las anfetaminas), sustancias que aumentan el deseo sexual.

6. Es un sustituto del sexo

Quizás. Aunque parece un poco contradictorio con la frase anterior,  cuando comemos chocolate el cerebro libera endorfinas, que es lo mismo que libera el cerebro después de un orgasmo. Pero ahí acaban todas las semejanzas.

7.  Te pone de buen humor

Verdadero.  El consumo de chocolate induce la producción en el cerebro de una sustancia denominada triptofáno vinculada a la serotonina. Esta hormona es la responsable directa de que el individuo disfrute de las sensaciones de tranquilidad, sedación y felicidad. Y también es lo que provoca que ante la tristeza, la necesidad de chocolate se vuelva a veces indominable.

8. Alivia el malestar pre-menstrual

Verdadero. No sé si habías escuchado alguna vez esto, pero la falta de magnesio agrava los síntomas del síndrome pre-menstrual …¿y quién es rico en magnesio? ¡El chocolate! Eso explicaría que tantas mujeres sintamos necesidad de chocolate en cantidades industriales días antes de la regla.

9. Crea adicción.

Falso (aunque yo tengo mis dudas ;)). Esta es otro mito del chocolate que hemos oído e incluso repetido millones de veces. No hay estudios que confirmen que el chocolate posea efectos fisiológicos que provocan un consumo compulsivo o adictivo.

Lo más probable es que la “adicción” se trate de una respuesta a la tristeza, o  la angustia. Como el chocolate ayuda a sentirse de mejor humor, la persona “adicta” busca sentirse mejor a través del chocolate, y comienza a buscarlo con demasiada frecuencia. Es un ansia que también se puede desarrollar hacia cualquier otro alimento que asociemos con sensaciones placenteras.

10. Es bueno para el corazón

El chocolate contiene antioxidantes naturales, compuestos fenólicos, adecuados principalmente como protección contra las enfermedades del corazón.También ayudan a prevenir enfermedades degenerativas, el envejecimiento de las células e incluso el cáncer.

Además, el chocolate negro ayuda a bajar la presión arterial en personas hipertensas. Pero eso sí,  si se adopta esta medida hay que limitar las calorías que se ingieren con otros alimentos.

¿Conoces otros mitos -o verdades- sobre el chocolate? ¿Eres adict@?

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *