El roscón de Reyes; más sano si lo haces tú mism@!

5 Comentarios

El roscón es típico de Reyes

Este rico postre con peculiar historia incluída es uno de los imprescindibles (junto con los regalos, claro) del día de Reyes. Pero después de tantos compromisos familiares y de tantas ricas comidas y cenas, un nuevo postre de repostería industrial no es precisamente lo que necesita tu cuerpo…aprende a hacerlo tú mism@! Será más sano!

Antes de darte la receta del roscón te contaré, muy brevemente, su historia para que, mientras tu y tu familia lo degusteis puedas contarle la tradición de este famoso postre.

Parece ser que, aunque comemos el Roscón el día de Reyes, este postre redondo nada tiene que ver con la llegada de los tres reyes a Belén ni con el nacimiento del niño Jesús. Parece estar relacionado, sin embargo, con las fiestas romanas dedicadas a Saturno y que recibían el normbre de saturnales.

Estas fiestas se hacían para conmemorar el solsticio de invierno que daba pie a la llegada de los días más largos. Se celebraban así juegos populares en los que poldían participar no sólo ciudadanos, sino también esclavos. Las competiciones consistían en esconder un haba por la estancia (más tarde fue común esconderla dentro del pan) y dar un premio a quien la encontrara.

Con el paso de los años del pan como escondite se paso al dulce con forma redonda y del esclavo como protagonista al niño, ya allá por el siglo III.

Este juego se convirtió en tradición y se extendió por toda Europa, enraizándose especialmente en Francia donde al nió ganador, Rey de Reyes, se le agasajaba con grandes atenciones. “El Gateau de Rois” se había transformado; ahora el haba era algo negativo, quien la hayase debía pagar el pastel. Por el contrario, un segundo objeto, una pequeña figurilla, era el ansiado premio de cualquier pequeño para convertirse en Rey.

Con los Borbones llegó esta tradición a España, donde se presenta en forma de roscón azucarado y adornado con dulces frutas confitadas.

INGREDIENTES

  • 600 gramos de harina
  • 6 huevos
  • 60 gramos de azúcar
  • 30 gramos de levadura
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas soperas de agua de azahar
  • 1 cucharadita sopera de agua de Calvados (u otro aguardiente)
  • rayadura de medio limón
  • 400 gramos de mantequilla
  • azúcar grueso

PREPARACIÓN

  1. Mezcla todos los ingredientes, excepto la mantequilla, y amásalos enérgicamente durante 10 mintuos.
  2. Después de ese tiempo, cuando este bien la masa, añadir la matequilla y repetir la misma operación.
  3. Dejar reposar la masa en un lugar cálido tapada con un paño durante una hora; levará.
  4. Meter en la nevera 3 o 4 horas (si quieres puede estar toda la noche)
  5. Coloca la masa sobre una bandeja cubierta en matequilla, tápala con un paño de nuevo y déjala en un lugar cálido de nuevo durante una hora; levará otra vez.
  6. Dale forma redonda, de roscón, barnízala con yema de huevo y al horno durante 10 o 15 minutos a 180º.
  7. Sácala, déjala que enfríe y seque, añádele las frutas confitadas y el azúcar (no te excedas) y…ta-chán! Qué aproveche!

Se me olvidaba! Una de mis tradiciones favoritas a la hora de comer el roscón de Reyes es la leyenda! Aquí te la dejo para que la copies y la leas antes de zamparte la rosca…es imprescindible para conocer las reglas del juego!

Ante ti tienes el roscón de Reyes. En él hay muy bien ocultas una haba y una figura; el que lo vaya a cortar hágalo sin travesura. Quien en la boca se encuentyra una cosa dura, a lo peor es el haba, a lo mejor la figura. Si es el haba lo encontraqdo el roscón pagarás, más si ello es la figura, coronado y Rey serás”

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *