En qué consiste y efectividad de la dieta de la zona

0 Comentarios

dieta de la zonaEl bioquímico Barry Sears en sus libros aboga por el consumo de calorías a partir de carbohidratos, proteínas y grasa en proporción de 40-30-30 por ciento. En participantes de distintas dietas o regímenes dietéticos populares se detectó que con la dieta de la zona se obtenía un aumento en la masa muscular al mismo tiempo que se experimenta una mayor pérdida de grasa.

Cotejando opiniones, fue finalmente con diferencia el régimen al que más fácilmente se pudieron adaptar en las pruebas y también el único que no causaba fatiga o hambre.

‘La zona’ se presenta como el balance hormonal adecuado. Cuando los niveles de insulina son bajos, o muy altos, y los de glucagón son bajos, se comienza a liberar un tipo de eicosanoides, que son componentes químicos antiinflamatorios; la proporción de carbohidratos con las proteínas en el menú diario es lo que provoca éste efecto y se llama La zona.

Estos antiinflamatorios naturales favorecen al corazón y a la salud en general, además de ayudar a adelgazar. La pérdida de peso se produce al usar la grasa guardada para provocar energía.

Los alimentos recomendados para estar en la zona:

Hidratos de carbono: frutas, verduras, legumbres, cereales integrales… evitando alimentos con alto índice glucémico.

Proteínas, vegetales como el alga espirulina, gluten, soja, todas las legumbres, levadura de cerveza; pollo, pavo, pescados azules, magro de jamón, yogures y leches fermentadas. Se debe huir de los lácteos enteros, evitar carnes rojas.

Grasas, del aceite de oliva, aceitunas o mayonesa.

Las proteínas deben ser saludables para no recargar los riñones ni acidificar el organismo. La proporción ideal para la zona es de 3 g de proteínas por 4 g de hidratos de carbono.

La zona recomiendan 3 comidas fuertes y dos livianas, dejando pasar no más de 4 o 5 horas entre cada una de ellas.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *