Enfermedades cardiovasculares, controla lo que comes

3 Comentarios

enfermedades cardiovasculares

Cuando sufrimos enfermedades cardiovasculares, la causa suele ser la acumulación de grasa y colesterol en el interior de los vasos sanguíneos formándose las placas que obstruyen las arterias, las denominadas placas de ateroma.

La mejor arma que tenemos contra estas enfermedades es controlando lo que comemos, manteniendo unos hábitos de vida saludables, con adecuado ejercicio físico, libre de humos y estrés, así se pueden prevenir y mejorar las enfermedades cardiovasculares.

  1. Ajusta el contenido calórico de tu dieta a tus necesidades reales.
  2. Reduce las grasas. Preferiblemente opta siempre por el aceite de oliva virgen, porque aumenta el colesterol bueno y disminuye el malo, y tiene cualidades antioxidantes. Evita las grasas de origen vegetal y animal.
  3. Cocina los alimentos con la mínima grasa, mejor al horno, a la plancha o al vapor. En los caldos, una vez enfriados, retira la capa suferficial solidificada de grasa antes de servirlos.
  4. Reduce el consumo de proteínas de origen animal, sustituyéndolas por proteínas vegetales presentes en las legumbres y celeales integrales. Las proteínas nunca deben sobre pasar el 15% de las calorías de tu diera. Reduce el consumo de carnes rojas, opta por el pollo o pavo siempre sin piel, y aumenta el consumo del pescado, especialmente el pescado azul.
  5. Sustituye la leche entera por la desnatada. Opta por los lácteos desnatados. Y en cuanto al queso, consume quesos frescos en vez de grasos o curados.
  6. Toma todos los días un buen plato de verdura fresca o una buena ensalada. Entre sus múltiples beneficios, te ayudará a reducir la cantidad de grasas consumidas, y además son una fuente de fibra, esencial para tu salud cardiovascular.
  7. Toma todos los días dos piezas de fruta fresca, por lo menos. La hora del desayuno es un buen momento para tomar fruta o simos de fruta ya que nos ayuda a hidratar, depurar y vitalizar nuestro sistema ardiovascular.
  8. Reducen el consumo de alcohol, no consumas más de 30 gramos al día. Esto equivale a unas 3 cervezas, dos copas de vino, una copa de coñac o whisky. Opta por el vino tinto ante cualquier otro bebida por sus propiedades antioxidantes.
  9. Evita el café, hasta el descafeinado. Opta por la achicoria, malta o preparados a base de cereales.
  10. Apuesta por los alimentos naturales y frescos. Evita los alimentos precocinados e industriales. Siempre que compres un producto, vigila los contenidos en grasa saturadas, colesterol, azúcar y sodio, que son los principales enemigos de tu corazón.

3 Comments

  1. Mónica

    junio 17, 2009 at 8:33 am

    Encuentro este articulo muy interesante, daros las gracias y seguir dándonos buenas noticias.

    Saludos.
    espondilitis.eu

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *