Este verano apúntate a la alimentación rica en agua

7 Comentarios

dieta hidratante, rica en agua

En verano es esencial para el buen funcionamiento de tu cuerpo que le aportes la dosis diaria adecuada de líquidos. Si en los meses fríos sueles beber cerca de 2 litros de agua, en verano puedes llegar a necesitar casi 3, y es que esta necesidad varía dependiendo del aumento del calor y la sudoración.

No hace falta esperar a estar sedientos o deshidratados para tomar líquidos, y es que el cuerpo puede llegara a acostumbrarse a estar deshidratado permanentemente lo cual provoca numerosos trastornos. De ahí que se diga que hay que beber antes de tener sed.

Pero la hidratación no sólo se consigue con la sana y natural agua, sino también con ciertos alimentos  y platos ricos en agua.

De ahí que se deba adaptar la dieta al verano y se apueste por menús frescos e hidratantes, como las cremas, las ensaladas, las frutas, los batidos, los zumos, los licuados, el típico gazpacho, la horchata, etc.

Por tanto en verano más que nunca hay que llegar a tomar las 5 raciones de fruta y verdura, que son 3 piezas de fruta y 2 de verdura.

Ideas para añadir más agua a tu dieta:

  • comenzar tus comidas y cenas con una crema fría de verduras
  • toma entre horas licuados de frutas y verduras
  • complementa tu desayuno con un zumo de naranja u otra fruta
  • para refrescarte toma batidos naturales a base de frutas, leche o yogur
  • no olvides incluir en tu alimentación diaria frutas ricas en agua como, por ejemplo, el melón la sandía
  • no renuncies a las infusiones o tisanas por culpa del calor, prueba a tomarlas frías con unos hielos

Y otro factor que te animará a estar bien hidratad@ es que te ayudará a adelgazar. Cuando tu cuerpo no está bien hidratado y necesita agua, es fácil confundir esta sensación con hambre y además al estar deshidratado te sentirás cansad@, sin fuerzas.

Los líquidos ya sabes que ayudan a eliminar toxinas y es que si no tomas la cantidad de agua necesaria es más fácil acumular grasa debido a que las toxinas dificultan la movilización de las grasas. Además del agua efecto depurador del agua, hay estudios que afirman que estimulan el metabolismo por lo que se gastan así  más calorías.

Una dieta “hidratante” además te ayudará a estar mejor alimentada si apuestas por los zumos, batidos y licuados a base de frutas, verduras o lácteos ya que proporcionan vitaminas y minerales extra sin apenas calorías, y además como son saciantes te ayudan a mantener tu apetito a raya.

¿Qué te parece? ¿Te apuntas a la alimentación rica en agua?

Foto: flickr

7 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: dietas para adelgazar rapido

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *