Evita la pérdida de nutrientes

0 Comentarios

nutrientes

El modo en que compramos, almacenamos, manipulamos o cocinamos en los aditivos puede reducir el valor nutricional de estos, al disminuir la cantidad de nutrientes presentes en los alimentos.

¿Quieres evitarlo?

Te proponemos unos consejillos fáciles y sencillos para ayudarte a conseguirlo.


A la hora de ir a la compra, busca alimentos frescos, evitando aquellos con mal aspecto o golpeados ya que estos alimentos han comenzado a liberar enzimas que degradan sus nutrientes. Otro consejillo es revisar las fechas de caducidad por el mismo motivo y evitar comprar productos que sabes que tardaras en consumir, ya que corres el riesgo de que te caduquen. Puestos a caducarse, que se caduquen en el lineal del supermercado y no en tu nevera.

Si vas a tardar en consumir un producto que tienes en la nevera, puedes congelarlo para evitar que se estropee y pierda sus nutrientes. Evita que el congelado se prolongue durante mucho tiempo ya que la formación de cristales de hielo, puede dañar las células de los alimentos por lo que ponemos al descubierto los nutrientes que podrán ser atacados por las enzimas que puedan degradarlos.

Lava frutas y verduras bajo un chorro de abundante agua. Puedes dejarlos a remojo un ratillo en agua con unas gotillas de lejía (para inactivar microorganismos patógenos) o con unas gotas de lavavajillas (en el caso de que pretendas eliminar los restos de pesticidas liposolubles). Pero ojo, no abuses de estos “baños” ya que dejar las frutas y verduras a remojo durante mucho rato puede favorecer el paso de nutrientes al agua y perderse al tirarla. Posteriormente, enjuágalos bien.

Si puedes, prepara los alimentos enteros y si tienes que cortar o filetear, procura hacerlo en trozos grandes, de modo que se reduzca la superficie en contacto con la atmósfera. Esta superficie es por la que se “escapan” los nutrientes (sobre todo las vitaminas por lavado u oxidación) de modo que nos interesa que sea pequeña.

Si vas a preparar frutas o verduras frescas troceadas (macedonias, ensaladas…) intenta hacerlo en el momento de su consumo. Si lo hago con mucho tiempo, favoreceré la oxidación de las vitaminas.

Siempre que sea posible, elige la cocción al vapor frente a hervir los alimentos, ya que favorecen la pérdida de nutrientes en el agua de cocción. Si usas este último sistema, piensa antes de tirar el agua de cocción lleva nutrientes que podrían ser utilizados para sopas y caldos.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *