Heces negras o alquitranosas: causas y diagnóstico

0 Comentarios

En el argot médico, las heces negras o oscuras son conocidas como “melena” y además de por su color muy oscuro se caracterizan por estar acompañadas de un olor muy fuerte. En un altísimo porcentaje de los casos está provocada por hemorragias internas, por lo que debe ser estudiado aunque suele curarse rápidamente si se diagnostica correctamente.

Aunque no es demasiado común, puede que en algún momento nuestras heces o las de nuestros hijos puedan ser muy oscuras, algo por lo que no hay que alarmarse extremadamente pero hay que ver de qué se trata para iniciar un tratamiento cuanto antes para que ese problema, en caso de que lo sea, desaparezca.

Detección

Para detectar y confirmar que se trata de melena, normalmente se realiza una endoscopia de tubo digestivo alto, la cual revelará por qué se está produciendo el sangrado. Por otro lado, realizar una citometría hemática se convierte en algo básico con lo que saber exactamente qué grado de anemia tiene el paciente y decidir si éste necesita transfusión o no.

Síntomas

En algunas personas que tengan este problema con sus heces ocurre que no sienten ninguna clase de dolor, en cambio, en otras personas va de la mano de fuertes dolores de estómago, náuseas e incluso vómitos que pueden contener sangre. En los casos más severos se produce una sensación que se puede definir como que falta el aire al menor esfuerzo, esto es debido a la pérdida de sangre en el interior del estómago.

Tratamiento contra las heces negras u oscuras

Lo principal, después de haberse diagnosticado positivamente que se trata de melena, es detectar dónde se produce la hemorragia y detenerla. Por ejemplo, en el caso de una gastritis se detiene con medicamentos y en los casos más severos debe realizarse una cirugía de carácter urgente porque puede convertirse en algo más serio.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *