Hidratación: refrescos saludables

2 Comentarios

limonada.JPG

Ahora que llega el calor y nos tumbamos al sol necesitamos urgentemente líquidos que impidan que nos deshidratemos. Normalmente, optamos por acercarnos al chiringuito o a la nevera -en función de si estamos o no en casa- y coger una coca-cola.

¿Cuál es el problema? Que, como ya hemos hablado recientemente, los refrescos industriales no son nada recomendables para nuestra salud, y podemos tomarlos de vez en cuando, pero NO DEBEMOS hacerlos parte de nuestro día a día.

Así que resulta que la única solución para beber refrescos saludables es hacerlos tú mism@. Te propongo aquí algunas ideas para que puedas conseguir de forma fácil refrescos sanos y naturales.

Si estás en la playa (y no te has llevado un termo con tu refresco casero) recuerda que es mejor pedir un refresco sin azúcares añadidos. Puedes pedir la coca-cola pero light o zero, el trinaranjus sin azúcar añadido o un nestea.

Pero nada tan saludable -y barato- como los que tú prepares:

1. La limonada

Es fácil de preparar y resulta mínimamente calórica por lo que resulta una opción muy atractiva.  Para hacerlo, tendrás que mezclar zumo de limón, agua y edulcorante (sustituyendo el azúcar por edulcorante el valor energético de la bebida será prácticamente nulo). Si prefieres las bebidas con burbujas, puedes añadir gaseosa en lugar del agua.

Aunque la limonada es el resfreco más típico, puedes sustituir o complementar el zumo de limón con otros ingredientes (zumo de fresa, de melón, de piña, etc).

2. Granizados.

Simplemente tienes que añadir un puñado de hielo machacado (casi triturado) a los zumos de frutas, al té o al café. ¡Simple y delicioso!

3.  Refresco de manzanas y fresas

Hay que mezclar las manzanas y las fresas en una licuadora, y añadirle a la mezcla miel (para endulzar) y abundante hielo.

4. Refresco licuado de vegetales

Esto puede sonar un poco extraño, pero antes de decir que no a algo… ¡hay que probarlo!

Necesitas mezclar en la licuadora rodajas de calabacín, leche, azúcar, vainilla y hielo picado. Tras licuarlo le agregas un poquito de nata ¡y a la nevera! Resulta un poco más calórico que las otras opciones, pero vale la pena probarlo un día y ofrecerle a las visitas un refresco sano y muy original.

¿Qué otros refrescos haces tú en tu casa?

2 Comments

  1. patri

    mayo 16, 2010 at 8:50 pm

    y que decir del fantastico zumo de naranja y zanahoria.. refrescante y super generoso de betacaroteno. estupendo para refrescarte este verano!

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *