¿La miel engorda? calorías y beneficios

0 Comentarios

alimento-natural-miel

La miel es un fluido utilizado para diferentes efectos. Podemos emplearlo para endulzar alimentos debido a su alto contenido de azúcar, consumirla de manera directa… ¡Eso sí, mucho ojo con la dieta! La miel además tiene multitud de propiedades que resultan beneficiosas para las personas, aunque su consumo no es recomendado para personas que padezcan de diabetes, a no ser que presenten un cuadro de hipoglucemia.

La miel es un producto con un alto contenido de carbohidratos, principalmente de azúcares, y por tanto cuenta con un alto índice glucémico, siendo por este motivo poco recomendable su consumo en caso de desear perder grasa o peso. Además, la miel tiene un alto contenido calórico, una razón más por la que su consumo se desaconseja en caso de estar a dieta.

Aunque se esté a dieta, hay ciertos momentos del día donde sí puede ser aconsejable recurrir al consumo de la miel. Un ejemplo es tras una sesión de entrenamiento o durante la mañana. Es el momento idóneo donde debemos aportar a nuestro organismo una cierta dosis de carbohidratos de alto índice glucémico, para recuperar las reservas que hemos perdido durante la práctica de ejercicio físico. De este modo, evitaremos que con el paso del tiempo podamos llegar a perder masa muscular.

La miel resulta beneficiosa para nuestro cuerpo por diferentes motivos:

  • Gracias a su contenido de ácido fólico favorece la formación de glóbulos rojos.
  • Combate el estreñimiento.
  • Favorece la digestión.
  • Supone una dosis de energía renovada.
  • Es aconsejable para tratar dolencias como la faringitis, procesos gripales, laringitis, rinitis, gastritis, úlceras, etc.
  • Aporta mayor dulzor que el azúcar convencional.
  • Potencia la formación de anticuerpos debido a su contenido de magnesio, cobre, ácido ascórbico y zinc.
  • Contiene propiedades sedantes.
  • Es un producto recomendable para combatir la anemia, las hemorragias, etc.

La miel es un producto que presenta ventajas y desventajas, cuyo consumo es recomendable pero siempre en dosis aceptables. En función de cada dieta puede ser un alimento más o menos recomendable, por eso su consumo depende siempre de las indicaciones de nuestro nutricionista.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *