La soja podría disminuir la cantidad de espermatozoides

0 Comentarios

soja

La alimentación no está exenta de modas, como los bifidus, los antioxidantes, el colesterol o la fibra. La soja es un ejemplo más de las tendencias y modas que sufren nuestra alimentación sobre todo por parte de los fabricantes y sus ansias por introducir nuevos productos, que no son más que estrategias de marketing.

En pleno apogeo de la soja, aumenta el consumo de la leche de soja así como alimentos ricos en soja, me sorprende este tipo de noticias, ya que en parte desacreditan los mensajes de los fabricantes de ciertos alimentos y dejan al descubierto que no son productos tan maravillosos y beneficiosos como dicen.

Desde luego que la soja es muy beneficiosa y debe incluirse en la dieta diaria, pero tampoco hay que sobrevalorarla.

Pues según un estudio el consumo de soja y alimentos enriquecidos con soja, podría disminuir la cantidad de espermatozoides.

Investigadores norteamericanos aseguran que sólo media porción diaria de productos a base de soja podría ser suficiente para afectar la fertilidad del hombre.

El estudio es el más importante realizado en humanos para observar la relación entre la calidad del semen y una forma vegetal de la hormona femenina estrógeno, llamada fitoestrógeno, que abunda en la comida rica en soja.

“Lo que hallamos fue que los hombres que consumían las mayores cantidades de alimentos de soja en este estudio tenían una menor concentración de esperma, comparado con aquellos que no comían esos alimentos“, dijo el doctor Jorge Chavarro, de la Escuela de Salud Pública de Harvard, en Boston.

“Fue una diferencia relativamente amplia”, agregó el especialista, cuyo estudio fue publicado en la revista Human Reproduction. El autor señaló que investigaciones en animales vincularon el elevado consumo de los estrógenos de origen vegetal conocidos como isoflavonas con la infertilidad, pero hasta el momento existía poca evidencia de ese efecto en los humanos.

“Queríamos saber si podría afectar la producción de esperma y servir como indicador de los efectos sobre el sistema reproductivo”, explicó Chavarro.

El equipo de Chavarro analizó la ingesta de 15 alimentos en base a soja en 99 hombres que habían concurrido a una clínica de fertilidad entre el 2000 y el 2006. Y la diferencia fue asombrosa.

Los hombres con mayor ingesta de esa comida tenían 41 millones de espermatozoides menos por milímetro que los varones que no comían productos de soja.

Páginas: 1 2

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *