La Unión Europea investiga los beneficios de los productos orgánicos

0 Comentarios

La Unión Europea está realizando un proyecto llamado “Quality Low Input Food (QLIF)” financiado por el Sexto Programa Marco (6PM) Frutay que se propone desarrollar alimentos orgánicos más económicos, más seguros y de más calidad para cubrir la creciente demanda de alimentos más naturales y más sanos producidos con menos productos químicos y aditivos.

Diversos estudios realizados dentro de este proyecto han llegado a la conclusión de que las verduras y las frutas orgánicas pueden contener hasta un 40% más de antioxidantes que otros cultivos no orgánicos; además en el caso de algunas leches, éstas podrían contener hasta un 60% más de estas sustancias, además de ácidos grasos beneficiosos para nuestra salud.

El proyecto cuenta con 31 socios en 15 países y su intención es abarcar toda la cadena de producción: desde el productor hasta el consumidor, incluyendo la producción de carne.

Una de las muy diversas cuestiones en las que se centra el QLIF es hallar una alternativa al lavado con cloro de los vegetales, que aún sigue practicándose en distintos países. Así, están barajando la posibilidad de sustituir el cloro por ozono, ya que éste se descompone en oxígeno y no deja ningún residuo que luego pueda pasar a las personas o al medio ambiente. Ahora bien, esta alternativa no está libre de problemas, ya que el ozono es venenoso en ciertas cantidades, por lo que habría que utilizarlo en medidas muy pequeñas. A pesar de todo, los primeros resultados han sido alentadores, aunque habrá que seguir realizando pruebas.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *