Las cenas frías provocan molestias digestivas

0 Comentarios

ensa_fria.JPG

En verano poco apetece tanto como cenar una ensalada fresquita, pero aunque creemos que esta es una cena liviana y muy sana, tomarla a menudo puede provocar molestias digestivas.

Cada vez es más frecuente cenar platos fríos como ensaladas, bocadillos, fruta, yogur... a pocos nos apetece cocinar por la noche y además, este tipo de cenas son ideales para cuidar las calorías. Sin embargo, este tipo de cenas provocan hinchazón abdominal y estreñimiento, especialmente en personas con un estómago sensible.


Hay una serie de alimentos que “enfrían” el cuerpo. Aunque en verano parece que es lo que más necesitamos, si eres [email protected],  tienes digestiones pesadas o infecciones habituales de garganta u orina, es mejor que te lo replantees, pues puede agravar cualquiera de las tres cosas.

Y es que la sensación refrescante que nos provoca el comerlos se transmite también a los órganos digestivos, para quienes refrescarse no es siempre la mejor opción. El frío ralentiza su actividad, haciendo que el sistema digestivo se quede sin fuerza y multiplicando problemas como la hinchazón de vientre, flatulencias, digestiones lentas, estreñimiento o dolor de barriga.

Tampoco hay que obsesionarse ni pensar que cenar una ensalada es lo peor del mundo, ya que es un plato muy nutritivo y con pocas calorías. Pero sí debes valorar la conveniencia de tomarlo tan a menudo, porque quizás puedas combinarlo con otras cenas igual de ligeras pero calientes. Si notas hinchazón y molestias digestivas, prueba a renunciar unas semanas a este tipo de cenas y evalúa si has experimentado alguna mejora.

¿Quieres saber cuales son los alimentos que más enfrían?

  • El alcohol (provoca una sensación inicial de calor que después da paso al frío)
  • Especias como la pimienta, el curry o la mostaza (por eso su uso es tradicional de países calurosos)
  • Frutas tropicales como la piña o el mango (también propias de países calurosos)
  • Lácteos
  • Alimentos que se comen fríos como ensaladas, ensaladillas o frutas

¿Qué cenas serían entonces las ideales?

  • Prueba a sustituir las ensaladas frías por ensaladas templadas (ensaladas de espinacas, de judías, con champiñones, con verduritas…)
  • Utiliza especias calentadoras como la canela, el clavo, el jengibre o la nuez moscada y condimentos como la salsa de soja
  • Cremas de verduras o verduras estofadas
  • Platos de carne sin grasa
  • Añade a tus platos frutos secos

Si has cenado ensalada y notas molestias digestivas, prueba a cubrir tu barriga con una manta o a poner una bolsa de agua. La aplicación de calor local puede paliar la acción refrescante de los alimentos.

¿Sueles cenar platos fríos? ¿Notas cómo afecta a tus digestiones?

Vía: Consumer

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *