Las salsas; un placer que sí te puedes permitir!

0 Comentarios

Las salsas pueden ser muy sanas

Las salsas tienen fama de ser excesivamente calóricas y se posicionan como un alimento totalmente prohibido en las dietas adelgazantes, pero esto no tiene por qué ser así. Tú mism@ puedes preparar muchas salsas y controlar sus ingredientes para que sean sanas sabrosas y poco calóricas!Hay muchos platos que requieren salsas y como dice el dicho: “las salsas ponen el color y el sabor a la vida!”. Spaguetti con salsa de tomate, nachos con guacamole, patatas ali oli, alitas de pollo con salsa brava, entrecot con salsa a la pimienta…podría pasarme el día enumerando alimentos que, acompañados de una salsa, son el doble de sabrosos y apetecibles…tenemos que renunciar al “placer líquido” durante una dieta adelgazante?

La respuesta es No, porque lo cierto es que podemos controlar lo que añadimos a las salsas si las preparamos nosotros mismos y éstas pueden seguir siendo exquisitas y muy poco calóricas!

Una dieta saludable no significa que tengas que frustrarte y sufrir para perder peso! Todo lo contrario, debe hacerte sentir satisfech@ y bien, por dentro y por fuera…así que si te gustan las salsas prepáralas tú mism@, elabóralas con los ingredientes y las cantidades justas y…adelante!

VINAGRETAS: suelen llevar aceites, así que para que no sean muy calóricas controla la cantidad; añade sólo una cucharada sopera de aceite virgen extra. Lo bueno de esta salsa es que pueden prepararse con muchos ingredientes; pepinillos, cebolla, perejil…energética y sana!

TOMATE FRITO Y SALSA DE SOJA: son las mejores salsas porque aportan sólo 100 calorías por 100 gramos y sus niveles de grasa son mínimos.

MAYONESA: evítala lo máximo posible -contiene un 70% de grasa y puede llegar a las 700 calorías por 100 gramos- y si no puedes evitar la tentación tómala light.

ESPESAS: son la mayoría de salsas elaboradasa base de lácteos; queso, nata o leche. Aportan muchas calorías así que añade un poquita a tu plato sin pasarte, sólo para darle un toque diferente.

CONSEJOS:

  1. NO mojes pan en las salsas; ingerirás muchísimas calorías y no es nada sano!
  2. NO riegues el plato con salsa; poco líquido le dará sabor sin pasarte con las calorías
  3. NO consumas salsas muy espesas a menudos; contienen más calorías
  4. SÍ caseras; podrás controlar los ingredientes
  5. SÍ de frutas y verduras; realzan el sabor de tus platos
  6. SÍ bajas en calorías; como las de soja, yogur o mostaza

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *