Los refrescos, a examen

4 Comentarios

Los refrescos ocupan una importante parte en lus supermercados

La imagen es abrumadora. Docenas de opciones en los supermercados, centenares de marcas de refrescos en el mundo y una característica en común; no contienen nutrientes pero sí calorías.

Los refrescos favorecen la obesidad pero no aportan ni proteínas, ni vitaminas, tan solo calorías vacías; engordan pero no dan energía. Si te gustan los refrescos apúntate a la versión light…al menos no favorecen la obesidad!

Lo cierto es que no hay nada positivo que yo os pueda decir sobre los llamados “refrescos”, bueno, sí, que su sabor es agradable y adictivo, que gusta vamos, porque en cuanto al plano nutricional nada de nada. Las características negativas completan una larga lista:

  • El ácido fosfórico de los refrescos de cola supone un aporte extra de fósforo y el exceso de fósforo se relaciona con la descalcificación de los huesos.
  • La acidez y el alto contenido en azúcares simples de los refrescos deterioran el esmalte, favoreciendo la aparición de caries.
  • Beber una lata de refresco equivale a ingerir tres sobres de azúcar, entre 100 y 130 calorías. Favorece así la obesidad, y si hablamos de esta enfermedad en niños el consumos de refrescos es una de las causas, sin duda.
  • Los refrescos con gas pueden producir una acumulación de gases en el estómago y en el intestino, lo que dificulta la digestión.
  • Las cantidades superiores a 200 mg/día de cafeína pueden causar o acentuar la ansiedad y el insomnio. Una lata de cola contiene 30-40 mg de cafeína.

Si te gustan los refrescos y, por decirlo de alguna forma, estás “enganchado”, mi consejo es que te apunten a la versión light. Su sabor será prácticamente el mismo y evitarás las calorías vacias que la versión standart contiene.

Los light sustituyen el azúcar por edulcorantes sin calorías, de ahí que se consiga reducir prácticamente a cero la cantidad de calorías que aportan. De esta forma los refrescos light son adecuados para cualquier persona, especialmente para quienes deban controlar los azúcares de su dieta, como quienes tengan obesidad, diabetes o hipertrigliceridemia.

Enlace: Consumer y Desde el calor de tu piel

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *