Magnesio; un mineral que asegura el aprovechamiento energético

2 Comentarios

Las almendras son ricas en magnesio

El magnesio es un mineral que ayuda al funcionamiento de algunas enzimas indispensables para el aprovechamiento de la energía, por lo tanto podríamos decir que es fundamental ingerir magnesio porque nuestro cuerpo lo necesita; sí o sí. En este artículo resolveré algunas dudas sobre este nutriente así como indicaciones sobre donde encontrarlo y en qué cantidad tomarlo. No te lo pierdas!

Además de ser necesario para el aprovechamiento energético, el magnesio también es un aliado en la función normal del calcio. Además, su consumo insuficiente y por lo tanto su falta en nuestro cuerpo produce un aumento importante de la excitación, nerviosismo y latidos irregulares del corazón.

Así, dado que la leche contiene magnesio, aquellos que tienen como costumbre beberse un vaso de este dulce líquido antes de irse a dormir tiene un sueño placentero e initerrumpido.

Y es que en los últimos años se ha afianzado la idea de que el magnesio es un tranquilizante natural, algo soportado por los numerosos estudios que así lo confirman.

Los beneficios del magnesio son:

  1. Participa en el funcionamiento muscular
  2. Ayuda a muchas reacciones químicas en nuestro cuerpo para estar en plena forma
  3. Sintetiza las proteínas
  4. Actúa en las reacciones enzimáticas para el aprovechamiento energético
  5. Interactúa en la absorción del colesterol, reduciendo la asimilación de grasas saturadas

Las principales fuentes naturales de magnesio son las carnes y los lácteos, los cereales enteros, los vegetales de hoja como el perejil, que es el más rico en este mineral, las frutas deshidratadas como el higo, frutos frescos como el pomelo, el limón y la manzana o secos como la almendra o el cacahuete y las oleaginosas como el maíz o el girasol.

La cantidad diaria de magnesio necesaria para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo oscila entre los 200 y los 400 miligramos diarios dependiendo de las características físicas de cada individuo. La carencia de este mineral provoca:

  1. Nerviosismo, hiperactividad y afecciones cardíacas.
  2. Síntomas asociados al ataque de pánico. El estrés consume magnesio en cantidades excesivas.
  3. Insomnio
  4. Problemas de piel
  5. Temblores musculares y debilidad
  6. Depresión, irritabilidad

2 Comments

  1. Pingback: Bitacoras.com

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *