Mantener el peso en Navidad

1 Comentario

cenanoche.JPG

Mantener el peso en Navidad. Mañana comienza oficialmente el período de comilonas navideñas y te verás arrastrad@ a cenas, comidas, tentempiés y aperitivos hipercalóricos, pero…¿estás abocad@ a terminar la Navidad con unos cuantos kilos de más -o sin vida social-? ¡No!

Una cosa que hay que tener clara es que para disfrutar de la Navidad, y de sus comidas y cenas no hace falta terminar en empacho, pero también es cierto que tratar de controlarse con cada comida no va a generar más que frustración.

Por eso debes evitar a toda costa empezar tu dieta en estas fechas. Controlar el peso sí, pero si no urge adelgazar…ya nos pondremos en enero. Por otro lado, otro gran error cada vez más frecuente es el de gente que empieza una dieta antes de Navidad con el objetivo de poder ponerse las botas durante las fiestas. ¿El resultado? Acabar siempre con más kilos con los que empezaste -antes de ponerte a dieta-.

Así que comeremos bien pero con mesura, y quemando todo lo que podamos. ¿Quieres 6 trucos que te ayudan a mantener el peso durante las fiestas?

1. Camina

Una buena idea tras una cena algo excesiva es … salir a dar un paseo. Hay tres o cuatro días (¡no más!) en los que te verás “forzad@” a comer más de lo que acostumbras, pero al menos compénsalo después. Vete andando a casa -si vives cerca-, o simplemente da un paseo al llegar a casa.

2.  Activa tu metabolismo

Tras unas horas de ejercicio físico intenso tu cuerpo es una máquina de quemar calorías, así que cuando comas será más complicado que las calorías se conviertan en grasa (pero no imposible ¿eh?). Lo ideal es que hagas deporte antes de la gran comida o cena, o, si no es cuestión de ir al gimnasio,  pasar cuatro horas arriba y abajo por un centro comercial, que también puede dejarte exhaust@.

3. No te saltes comidas

Dejar de desayunar para compensar las calorías de más que vas a comer es un gran error. Llegarás a la comida con más hambre, y comerás más y peor.  Lo ideal es que sigas con tus cinco comidas diarias, eso sí, si comes por dos, haz una cena ligerita.

También es bueno que tomes un tentempié a media mañana y que meriendes, pero cosas sanas: una pieza de fruta, un yogur… eso evitará que llegues a la siguiente comida con ansiedad.

4. Sácale partido a las ensaladas

Si las comilonas son en tu casa, pon como guarnición -al menos como una de las opciones- ensaladas. Tomar vegetales no solo contribuirá a que mantengas el peso, sino también tu salud digestiva.

Si los menús no los decides tú, los días que comas en casa haz una dieta muy rica en vegetales.

5. No te empaches

De acuerdo, tu tía vivirá como una ofensa que no pruebes su delicioso postre casero, o incluso que no repitas, pero no puedes poner en juego tu bienestar por complacerla a ella. Cuando hay muchos platos, trata de probarlos todos, pero para eso no puedes tomar mucho de ninguno. Algunas alabanzas o pedir la receta puede ser una buena manera de complacer a tu tía sin tener que hacer explotar tu estómago.

Cuando notes que ya no tienes hambre, no fuerces.

6. Bebe de forma inteligente

Tomar bebidas alcohólicas no solo es un extra de calorías prescindible, sino que además puede abrir tu apetito -algo que no nos interesa-. Si quieres cenar con vino, prueba a intercalarlo con vasos de agua.

Tomar una infusión con agua caliente tras la comida puede ser una buena idea, te ayudará a digerir mejor la comida y además el agua caliente facilita el quemar grasa.

¿Sueles engordar por Navidad? Pienses o no en tomar las medidas oportunas para cuidarte hoy y mañana, te deseo una Feliz Navidad y una sabrosa y sana cena.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *