Pequeños trucos para adelgazar sin dieta

2 Comentarios

adelgazar.jpg

Como ya sabrás las dietas muy restrictivas pueden ayudarte a perder peso en cuestión de días, pero resultan dañinas para tu salud y nada efectivas a largo plazo. Es por eso que voy a proponerte algo mucho mejor: cambios casi imperceptibles en tus hábitos de vida y alimentación pero que incidirán de forma importante en tu salud y en tu cuerpo.

¡Unete al club de las pequeñas cosas!

¿Por qué? Porque se ha demostrado que los pequeños cambios son más realistas, más fáciles y más efectivos, ya que se acaban incorporando de forma natural a la rutina del día a día. Te pongo algunos ejemplos:

1. Tomar cien calorías menos al día.

Reducir la ingesta en 100 calorías cada día se puede hacer sin apenas notarlo en las comidas, pero sí es efectivo a largo plazo. Al no tener sensación de hambre, resultará más sencillo llevarlo a cabo.

Algunos trucos para ello:

  • Come en platos pequeños. Si tienes hambre ya te levantarás a por más, pero no llenes hasta los topes tu plato. Además, una vez que te sirvas, retira la cazuela en lugar de quedarte con ella delante.
  • Sírvete una copa de frutas con una bolita de helado, en lugar de una copa de helado con trocitos de fruta.
  • Escoge la mitad de la ración habitual en postres y comidas ricas en grasa.
  • Haz uso de aerosoles de aceite que permiten dosificar lo justo. Una vez que hayas aliñado la ensalada, retira la aceitera.
  • No mojes el pan en la salsa.

2. No elimines nada de tu dieta

Prohibir ciertos alimentos hace que su poder de sugestión sea mucho mayor. De vez en cuando puedes tomar alimentos muy calóricos, pero trata de aligerarlos. ¿Cómo?

  • Reduce la ración.
  • Añadir la mitad de queso a la pizza.
  • No impregnes de mantequilla los sandwiches
  • Los bocadillos, mejor de lechuga y tomate, que de queso y chorizo.

3. Aleja las tentaciones

Cuanto más lejos tengas un alimento, menos probable es que vayas a por él. Por eso es bueno alejar la cazuela después de servirte y por eso es ideal no tener en casa productos altamente energéticos como dulces o bollería industrial. De tenerlos, mejor que sea en ese estante de arriba de todo al que no llegas sin apoyarte en la silla.  Igual resulta díficil de creer, pero la realidad es que cuanto mayor es el esfuerzo que tiene que hacer un individuo para obtener un alimento, menor es su consumo.

4. Haz ejercicio

De momento no te voy a pedir que te apuntes al gimnasio (que no estaría nada mal), pero sí que incluyas cierta actividad en tu vida diaria, basta con caminar 15 minutos más al día.  No es tanto ¿verdad?

¿Llevas a cabo rutinas saludables? ¿Qué otras pequeñas cosas conoces que pueden ayudar a adelgazar?

Vía: Consumer

2 Comments

  1. Pingback: bajar de peso saludablemente

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *