Por qué comer chocolate

1 Comentario

chocolate¿Te sientes culpable cada vez que te comes una onza de chocolate?

¿Piensas que el chocolate va a echar al traste tu “super-dieta” depurativa para quitarte esos kilos de más?

Cuando termines de leer este artículo podrás comer chocolate tranquilo.

Te damos unos cuantos argumentos para que lo consumas sin remordimientos.

La fuente de la felicidad: El contenido del cacao en Triptófano favorece la producción de serotonina, un neurotransmisor encargado de transmitir la señal nerviosa que produce felicidad.

Droga legal: La Feniletilamina presente en el cacao se relaciona con las anfetaminas.

Agilidez mental: La Anandamina del chocolate activa receptores cerebrales que producen placer y lucidez mental. Además el chocolate contiene muchas sustancias que actúan como estimulantes, como la teobromina, la fenetilamina y la cafeína que pueden mejorar la función cerebral.

Protector del corazón: El chocolate contiene ácido esteárico, una sustancia grasa que se desatura rápidamente al ácido oleico (como el aceite de oliva), y por ello se le considera beneficioso para el organismo, porque contrarresta el ‘colesterol malo’. Además los polifenoles del cacao estimulan la producción de prostacilinas que contribuyen a reducir la presión arterial.

“Animador” intestinal: debido a la cantidad de fibra contenida en el chocolate, este facilita las labores del tránsito intestinal.

Potente alimento antioxidante: El chocolate lleva sustancias antioxidantes (polifenoles) que previenen contra la aterosclerosis, algunos tipos de cáncer…

Mejorador del estado de ánimo femenino: El chocolate tiene Magnesio que mejora el estado de ánimo de las mujeres sobre todo, en el periodo premenstrual.

Aumenta la libido femenina: Un estudio italiano descubrió que a las mujeres que les gusta el chocolate y lo consumen con frecuencia tienen la libido más alta. Pero este estudio solo vale para las mujeres no para los hombres.  

Pero claro, el chocolate como todo en esta vida la clave está en la moderación,  evitando los excesos ya que este alimento también se relaciona con acné, alergias, cálculos biliares, dolores de cabeza y caries…

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *