¿Por qué nos rugen las tripas? Conoce las causas y los trucos para evitarlo

0 Comentarios

El ruido de tripas afecta a todas las personas. Quien más y quien menos ha visto en alguna ocasión cómo sus tripas tomaban vida propia y comenzaban a rugir sin importar el momento o la situación.

El nombre médico que reciben estos ruidos es borborigmos y se producen cuando el aire y los gases alojados en los intestinos comienzan a moverse debido a la presión que reciben. Los borborigmos están constantemente presentes en nuestro estómago, pero sólo somos capaces de percibirlos cuando su volumen es más alto de lo normal.

La causa más común por la que se produce el rugido en las tripas es el hambre. El estómago reacciona ante un estímulo nervioso a través del cual se prepara para recibir alimentos, incrementando las contracciones y los fluidos que segrega, promoviendo de esta forma el movimiento del aire alojado en él. No obstante existen otros motivos por los que también se producen esos molestos sonidos.

Durante el proceso digestivo es común que el estómago y los intestinos trabajen muy activamente, por lo que también será frecuente oír estos ruidos. Otras causas son el estrés, la ansiedad, el embarazo o una gastroenteritis. En definitiva, cualquier proceso en el que el aparato digestivo esté expuesto a presiones y movimientos fuera de lo habitual.

En el caso de que las tripas emitan sonidos fuertes y más frecuentemente de lo habitual podría deberse también a un problema médico de mayor gravedad como alergias, sangrado gastrointestinal, enteritis infecciosa o colitis ulcerativa, entre otros. Lo más recomendable será visitar a un especialista que pueda asesorarnos y verificar las causas.

De igual forma, la ausencia completa de borborigmos también es inusual en el organismo y podría ser un claro indicador de que se está sufriendo una parálisis o algún tipo de obstrucción en el intestino.

En muchas ocasiones las tripas nos pueden poner en más de un apuro, un ruido involuntario que puede dejarnos en evidencia en público en cualquier reunión o momento importante. Siendo así, lo más recomendable es seguir algunos consejos que hagan el ruido de tripas menos audible, como son:

  • Ingerir menos variedad de alimentos en una sola comida
  • Limitar el consumo de agua en las comidas
  • No hablar mientras se come, pues así se facilita la entrada de aire al estómago
  • Tomar tés digestivos
  • Evitar alimentos con alto contenido en grasa o que puedan crear gases (col, alubias, etc.)
  • Del mismo modo debemos suprimir totalmente las bebidas con gas.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *