Relación entre alimentos y medicamentos

0 Comentarios

comimedi.JPG

Tendemos a pensar que los alimentos son una cosa, los medicamentos otra, y que no existe ninguna influencia entre ellos. Sin embargo, esto es un error, por eso es muy importante escuchar al médico cuando nos dice cuándo debemos tomar un medicamentos, o con qué. En caso de que no nos indique nada, una buena idea es leer el prospecto para enterarnos de si existe alguna interacción entre ese fármaco y lo que comemos.

Por ejemplo, hay medicamentos que hay que tomar entre las comidas, porque estas impiden su correcta absorción. Por contra, en otros casos, tomarlos acompañados de alimentos minimizan sus efectos secundarios.

Salvo cuando se indique lo contrario, y especialmente en los casos en los que el fármaco debe consumirse entre comidas, lo ideal es tomarlo con agua, ya que los zumos de frutas pueden alterar su absorción.

Los lácteos presentan interacciones conalgunos medicamentos. Así:  antibióticos como la tetraclicina, o medicamentos para combatir la osteoporosis como los fosfonatos no se deben ingerir con leche.

Los anticoagulantes orales (como el sintrom), no se deben tomar con una dieta rica en vitamina K (espinacas, judías, brécol..), pues esta vitamina favorece la coagulación (con lo cual estararíamos echando piedras contra el propio tejado del fármaco).

Por otro lado, hay jarabes y pastillas que, por su composición, impiden la correcta absorción de algún nutriente, algo que hay que tener en cuenta en medicación a largo plazo.  Los antiepilépticos, por ejemplo, provocan disminución del ácido fólico, y los fármacos para adelgazar pueden provocar un déficit general de vitaminas, pues dificultan su absorción.

Así que ya sabes, antes de tomar cualquier medicamentos infórmate de sus interacciones con la comida. Y si algo no te queda claro, no dudes en preguntarle al farmacéutico.

Vía: El Mundo

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *