Salsas para ensalada

2 Comentarios

Te damos ideas para preparar salsas para tu ensalada de verano! Las salsas para ensalada pueden ser el toque final que le den originalidad a tus ensaladas, te quedarán riquísimas y además hay salsas ligeras!

Lo cierto es que las salsas tiene muy mala fama, con razón porque muchas de ellas son muy calóricas y grasas, pero hay salsas que sí puedes añadir a tus ensaladas, y es que muchas de ellas sirven para tus ensaladas de dieta!

El aliño o salsa más habitual de la ensalada es aceite de oliva (mejor siempre extra virgen) y vinagre, aunque hay variaciones, como sustituir el vinagre por limón o cambiar el aceite de oliva por salsa de soja, otras opciones pasan por disfrutar de todas las variedades del vinagre, como el de módena!

La mahonesa es una de mis salsas favoritas para añadir a la ensalada, pero para hacerla más sana lo ideal es hacerla en casa. Realmente es muy fácil de prepara y puede servirte como base de distintas salsa, como la salsa rosa. Yo la mahonesa la preparo con la batidora añadiendo los ingredientes en este orden un huevo, una pizca de sal,  una cucharadita de vinagre y 125 ml. de aceite de girasol, para luego batir empezando desde el fondo.

Prueba a alegrar tus ensaladas con salsas a base de yogur! Con los yogures puedes preparar diferentes salsas, desde una muy básica mezclando un yogur con un chorrito de limón, aceite de oliva, perejil y pimienta. Otra opción es utilizar queso batido ligero que también es muy bajo en calorías y grasas. Las salsas de yogur son también muy ricas!

Con la salsa básica de yogur puedes darle diferentes toques si la mezclas con curry o mostaza. También puedes probar a añadirle a la salsa de yogur para ensaladas con verduras bien picaditas como pepinillos, cebollitas o aceituna.

Con la mostaza puedes preparar diferentes salsas, por ejemplo mezclando una cuchara de mostaza con un chorro de limón, aceite de oliva y una cucharada de miel.

También con el aguacate puedes preparar diferentes salsas para ensaladas, la más sencilla consiste en esmagar un aguacate maduro con unos trocitos de tomate, un chorrito de aceite y vinagre, mezclar bien y ya está listo!

Fotos: 1, 2

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *