Síntomas y consecuencias de tener el potasio bajo en sangre

0 Comentarios

Síntomas y consecuencias de tener el potasio bajo en sangre
La hipokalemia es un desequilibrio electrolítico, un valor normal de potasio en los humanos es de 3,5 a 5,3 mEq/L. Bajos niveles de potasio impiden que las células neuromusculares tengan una adecuada recuperación, pues no transmiten una información constante y dificultan la contracción de los músculos.

Calambres, debilidad generalizada, dolores musculares, o disminución de los reflejos, son síntomas que indican un bajo nivel de potasio la sangre. Células, todos los músculos del cuerpo, corazón, y nuestro sistema digestivo establecen una comunicación que se ve entorpecida por la falta de potasio en nuestras células.

Los niveles adecuados los regula nuestro sistema endocrino, al nivel bajo de potasio se le llama “hipopotasemia”, y al alto, “hiperpotasemia”.

El rey de los músculos es el corazón, episodios de arritmias frecuente, en casos extremos también nos advierten de posibles niveles bajos de potasio.

Hacer análisis de sangre para detectar posibles casos de diabetes avanzada, déficits de electrolitos o un posible abuso de alcohol en casos de presión alta son alguno de los mejores consejos para detectarlo.

Causas y consecuencias:

En la destrucción o degradación de una célula el potasio escapa hacia el torrente sanguíneo de una manera exagerada, se produce un efecto descompensación; el cuerpo no puede regular lo niveles y el hígado se encarga de execrar los niveles de potasio; un tratamiento con diuréticos puede desperdiciar minerales como el potasio a través de la orina. Antibióticos, medicamentos con esteroides, vómitos, sudoración excesiva y diarrea, son otros efectos en paralelo.

Buenos alimentos:

La alimentos para subir el potasio incluyen la mayoría de las frutas y vegetales frescos, son buenas naranjas, col, espinacas, evitar cafeína y alcohol. Aunque para curarnos en salud, lo mejor es siempre acudir al médico para seguir todas las indicaciones necesarias.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *