Sirena o ballena?

3 Comentarios

Sirena o ballena? Todo un dilema!

Esta semana empiezo el blog con un post de reflexión que escribo tras leer una pequeña historia que trata el tema del peso. Se titula Sirena o Ballena? y yo me pregunto…y por qué no calamar!?Vale, dije (escribí más bien) calamar como pude haber escrito cualquier otro animal marino, a lo que me refiero es a que ni tanto ni tan poco no?

El peso de cada individuo depende de muchos factores, pero de dos fundamentales; la dieta diaria y la actividad física. Sin embargo, una ditea sana y equilibrada unida a una actividad física constante y  adecuada no son sinónimo de cuerpo 10, y eso es algo que hay que aceptar.

Cada persona tiene una figura, una constitución osea, unos genes que definen sus formas y un metabolismo propio que puede hacer que engorde más de lo normal o menos. Pero qué es “lo normal”…tener cuerpo de “sirena”? o tenerlo de ballena?

En la sociedad en la que vivimos una figura delgada es sinónimo de belleza y por lo tanto de éxito, así que cuanto más peso mayor fracaso? En muchos casos sí y este es un prejuicio que hay que erradicar y los primeros en hacerlo debemos ser nosotros mismos, en nuestras mentes, para trasladarlo a nuestro entorno y a la vez al mundo!

Vale, peco ahora de idealista, pero las cosas funcionan así…o deberían!

El texto al que me refiero en el título del post dice:

Una mujer de mediana edad ve un anuncio en la calle en el que una joven de cuerpo escultural pregunta: ¿Este verano qué quieres ser? ¿Sirena o ballena? Y la mujer reflexiona…Las ballenas están siempre rodeadas de amigos, tienen una vida sexual activa, tienen crías mimosas a las que amamantan con ternura, se distraen con los delfines y comen camarones grises.
Juegan y nadan descubriendo lugares tan admirables como la Patagonia, el mar de  Barens o los arrecifes de Coral Polinesia. Las ballenas cantan muy bien e incluso graban CDs. Son animales impresionantes, defendidos y admirados por casi todo el mundo.
En cambio…las sirenas no existen!
Y si existieran serían en las colas de las consultas con los psicoanalistas porque tienen un problema de personalidad grave “¿mujer o pez?” . Ellas no tienen vida sexual porque matan a los hombres que se acercan a ellas, y ¿cómo lo harían de todos modos?! Así que no tienen hijos!
Son bonitas, sí, pero están aisladas y son tristes. Además, quien querría acercarse a una chica que huele a pez?
Claro, yo quiero ser una bañena!

Mi reflexión anterior partió de este divertido texto y ahora me gustaría saber qué piensas tú? Es difícil, pero para ser realmente feliz sin darle una importancia excesiva a nuestro especto físico tenemos que ser conscientes del control que muchas veces la sociedad infringe sobre nosotros para desterrarlo.
Porque tenemos que aceptarnos como somos, cuidándonos, eso sí, pero respetando criterios de vida sana que muchas veces la sociedad, con los modelos que expone (no sólo figuras humanas sino también hábitos de vida en películas, publicidad…) no respeta…tú qué crees?

3 Comments

  1. Amalia

    octubre 6, 2009 at 9:46 am

    Hola! Pues sí, creo q tienes razón…pero este tema ya está muy machacado y al final siguen existiendo chicas que casi no comen por estar más delgadas…Creo que por mucho que seas consciente de adulto cuando eres joven es cuando tu entorno te tiene que ayudar a ser una persona con la cabeza ordenada.
    Buen blog!
    Un saludo!

  2. Nerea

    octubre 7, 2009 at 11:03 am

    Gracias Amalia! El problema del peso y de la figura es un tema social que hace daño a muchas personas, ya no sólo chicas.En mi opinión el caso es aceptarnos como somos y llevar una vida sana en la que combinemos ejercicio físico y comida sana para sentirnos bien…porque se nota y mucho! Tan sólo ir caminando al trabajo o pasear cuenta como ejercicio! Es super fácil pero nos acomodamos y eso es un terrible error! Podemos tener un cuerpo totalmente acorde con nuestra constitución osea si comemos sano hasta saciarnos y caminamos una hora cada día. Super sencillo!
    Un saludo!

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *