Trucos para no engordar cuando dejas de fumar

0 Comentarios

La adicción al tabaco es una de las más fuertes que existen por eso hoy vamos a ver algunos consejos para dejar de fumar sin necesidad de engordar. La adicción al tabaco es tan intensa una vez que se deja de fumar que la ansiedad aparece a las pocas horas de dejarlo. Para calmar este sentimiento, muchos tienden a comer de forma compulsiva, lo que provoca un sentimiento de frustración al ver que se ha engordado de forma notoria.

Igualmente, fumar es un hábito que puede llegar a consumir hasta 300 calorías diarias, por lo que al abandonarlo el metabolismo cambia y se tiende a coger algo de peso.

No obstante, existen algunos trucos que pueden ser de gran utilidad para quienes dejan de fumar y no quieren saciar su ansiedad con comida. Se trata de consejos sencillos, de fácil aplicación, que ayudarán a abandonar el tabaco sin necesidad de descuidar la línea.

Esta droga, tan popularizada en nuestra sociedad, provoca efectos nocivos (y a veces irreparables) en el cuerpo humano, pudiendo ser la causa de enfermedades tan letales como el cáncer del pulmón o de garganta. Además, los fumadores necesitan destinar una parte bastante elevada de sus salarios a comprar cigarros, los cuales están gravados con altos impuestos. Es por todo ello que cada vez son más los que se plantean dejar de fumar.

1. Haz una lista de alimentos permitidos y prohibidos. Algunos pueden ser consumidos en dosis razonables, como por ejemplo una onza de chocolate al día. De entre todos los grupos de alimentos, aquellos con antioxidantes te ayudarán a eliminar las toxinas de tu cuerpo y a que te sientas bien mucho antes.

2. Realiza deporte. Intenta apuntarte a un gimnasio o a algún grupo deportivo de yoga, pilates, aerobic, etc. Si realizas una actividad física con otras personas te sentirás motivado al ver cómo el resto de tus compañeros lleva una vida perfectamente sana sin necesidad de fumar.

3. Bebe mucho líquido. El agua calmará la ansiedad y depurará tu cuerpo de sustancias nocivas.

4. Sustituye el café por el té. Éste es más sano, menos adictivo y también te ayudará a depurar tu organismo.

5. El chicle o la goma de mascar pueden ser grandes aliados. Calman tu ansiedad, te distraen y mejoran tu aliento.

Siguiendo estas líneas y usando el sentido común conseguirás dejar de fumar sin necesidad de engordar, porque la ansiedad puede ser combatida y muy pronto comenzarás a sentir todas las ventajas de llevar una vida sana y libre de humos.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *