¿Y porque tan pocos frutos secos?