La dieta de Atkins

7 Comentarios

robert atkins 

En 1982 el médico estadounidense Robert Atkins diseño un modelo dietético en el que se podía conseguir perder hasta cuatro kilos en una semana, sin necesidad de recurrir a métodos extremos. Una dieta milagro, que permite comer alimentos que con otras dietas serían prohibitivos y obteniendo resultados visibles (pero al principio, en realidad sólo perdemos líquidos).

Esta dieta se basa en un consumo casi exclusivo de proteínas procedentes de carnes rojas, embutidos, quesos, mariscos, huevos, mantequillas, embutidos, cremas de yogurt y gran variedad de alimentos, pero quedarían prohibidos otros alimentos como la pasta, harinas, arroz, pan, bollería, legumbres, azúcar y bebidas alcohólicas.

Donde unas dietas provocan el sufrimiento de las personas que la siguen, esta, sería a simple vista, la dieta más atractiva jamás vista, pero…. ¿saludable?

Se ha calculado que diez millones de británicos han llevado a cabo esta dieta, y son varios los estudios que se han hecho sobre ella. A continuación citaremos datos que convierten esta dieta altamente perjudicial para nuestra salud.

  • La ingestión excesiva de proteínas aumenta el nivel de amoníaco en la sangre, y, dicho amoníaco daña el gen H19, gen desempeña un papel importantísimo tanto en el desarrollo embrionario como fetal.
  • Seguir esta dieta dificulta enormemente la concepción y el embarazo.
  • A largo plazo puede desencadenar insuficiencia renal, metabolismo óseo e hipercolesterolemia.
  • La reducción del aporte carbohidratado induce un riesgo menor cardiovascular, pero la falta de antioxidantes y minerales de frutas y verduras puede contrarrestar dicho efecto y causar un riesgo aún mayor.
  • El consumo de hidratos de carbono por debajo de lo normal priva al cerebro y a los músculos de glucosa y puede ocasionar calambres y fatiga.
  • Aumentan el nivel de ácido úrico en la sangre, al igual que las concentraciones de triglicéridos y colesterol, favoreciendo la aparición de depósitos cristalinos en las articulaciones y deteriorando los vasos sanguíneos

Conclusión, una dieta llamativa y en la que se pueden obtener resultados visibles, pero que perjudicará considerablemente nuestra salud, ¿de qué sirve perder peso si no vamos a conservar nuestra salud? Por tanto, una dieta que debemos descartar siempre. Aunque, como sabréis, antes de someterse a una dieta, se debe recurrir a un dietista.

7 Comments

  1. Pingback: bajar de peso saludablemente

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *