Los nanoalimentos preocupan a los consumidores

0 Comentarios

Si te preocupan los alimentos modificados genéticamente o por las proteínas provenientes de animales clonados, posiblemente también te preocupen los nanoalimentos.

Los abogados de los consumidores que participan esta semana en una conferencia sobre seguridad alimentaria en Orlando, en el estado de Florida, afirman que los alimentos producidos utilizando nanotecnología están entrando silenciosamente en el mercado y quieren que las autoridades estadounidenses obliguen a los fabricantes a identificar estos productos.

La nanotecnología involucra el diseño y la manipulación de materiales a escala molecular. Las compañías que utilizan estas técnicas afirman que pueden realzar el sabor o los efectos nutricionales de los alimentos. Esta tecnología se basa en efectos cuánticos que hacen que las propiedades de la materia cambien a escala nanométrica.

Las autoridades sanitarias estadounidenses intentan evitar generalmente poner etiquetas negativas a productos, salvo que exista una razón expresa para poner en alerta a la población. Sin embargo, los defensores de los consumidores afirman que la falta de seguridad sobre las consecuencias para la salud constituye una causa para identificar a los nanoalimentos.

“Creo que la nanotecnología es la nueva ingeniería genética. La gente no sabe qué pasa y esto se mueve muy rápido”, aseguró Jane Kolodinsky, una economista especializada en consumo de la universidad de Vermont, en la conferencia.

Los consumidores estadounidenses son más tolerantes que sus contrapartes europeos con respecto a los alimentos genéticamente modificados o clonados.

Los nuevos productos creados a través de la nanotecnología entran al mercado a un ritmo de 3 ó 4 cada semana, según el Proyecto sobre Nanotecnología Emergente, un grupo de abogados que se basa en un inventario que recopiló 609 productos que tienen o dicen tener estas características.

Los nanoproductos incluyen raquetas de tenis, bicicletas, pantallas solares y alimentos como batidos dietéticos, aceites y tés.

Michael Hansen, de la Unión de Consumidores, que edita una revista sin ánimo de lucro, afirma que no existen requerimientos para que estos productos sean identificados. Hansen pide que se refuercen las regulaciones para asegurar la seguridad en las pruebas y la etiquetación. “Sólo por que algo sea seguro en un nivel macro, no significa que lo sea a nivel micro”, afirma. “Todos los científicos concuerdan de que ese aspecto importa”.

Hansen dice que los estudios recientes han demostrado que las partículas nanométricas pueden invadir las células en algunos casos y que algunas formas de carbono de este tipo pueden ser tan nocivos como el asbesto.

“Esto representa la ciencia en un punto de conflicto. Estas tecnologías sacan a relucir asuntos básicos”, aseguró.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *